Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

EE.UU. HABLA ESPAÑOL


Nota



EE.UU.  HABLA ESPAÑOL
“Estados Unidos está en proceso de convertirse en un país hispano”, ha dicho el mexicano, Jorge Ramos, escritor y director de informativos de Univisión en Miami. El español avanza airoso y potente; ya Reagan, observando su progreso decidido, intervino y quiso detener el incisivo empuje de un idioma vital y vivo en boca joven de millares de inmigrantes de la otra América que imparable entra y se extiende por sus poros, impulsada por la necesidad del hambre, por las enormes diferencias sociales y las convulsiones políticas. Llegan a unos territorios que, aún de modo inconsciente, sienten que, antes que a los ingleses, vieron y oyeron a los españoles.

La presión no la van a contener ni los muros ni el Ejército; ninguna ley migratoria la puede frenar. Norteamérica sufre un cambio demográfico y cultural de gran calado; la inflexión se está produciendo desde dentro, el fermento ya se ha instalado en sus entrañas, el índice de natalidad supera al de las otras etnias. Es la segunda nación hispana del mundo, detrás de México y delante de España. Este hecho es imparable; aunque hay rechazos y reticencias, llegará el día en que el elemento anglosajón quede en minoría y el hispano sea mayoritario, gobernará y elegirá al Presidente. El voto hispano, como sucedió en las últimas elecciones, empieza a ser decisivo. Se espera con ansia la nueva Ley de Inmigración, que de algún modo y más tarde o más temprano, habrá de legalizar a los doce millones de indocumentados que viven en el país y aprobar un programa de visados para el medio millón que llega cada año. Hoy, aún tienen poco peso político: cuentan con tres senadores, unos veinte congresistas y un solo gobernador, pero, con el tiempo, crecerá su presencia y pronto se verá gobernar al primer presidente iberoamericano.

Tras el 11-S, cunde el temor social a la inmigración, se considera una amenaza. Hay recelo, grupos minoritarios que hostigan; enfrentamientos y luchas callejeras entre pandillas. Lo peor de esta gente es su racismo intenso y evidente. Sin embargo, muchísimos inmigrantes han alcanzado la prosperidad y el éxito; sin duda, es el país de las oportunidades.

El que hayan blindado el inglés como lengua “común y unificadora”, y el declararlo oficial, aquí y ahora, es muy significativo. Lo cierto es que la nación va inevitablemente hacia una identidad bilingüe, y eso no lo cambian las leyes. El español no va ser asimilado ni va a desaparecer; tiene ímpetu, es consistente, está asentado con vocación de permanencia; los programas de radio más oídos y de televisión, en Miami, Chicago, en Los Ángeles, Nueva York y otras amplias zonas urbanas, son en español y va en aumento; está muy deformado y se parece al “spanglish”, pero se ha hecho totalmente prevalente en gran parte del país. Para triunfar allí, no es necesario el inglés, sólo uno de cada diez hispanos lo habla; es lo contrario, muchos candidatos han de saber español, para ganar en su distrito.

El futuro está ocurriendo en este momento, su imposición y aceptación por la mayoría de la gente es cuestión de tiempo. El futuro es impuro, una combinación de razas y orígenes, es universal, multiétnico; es amalgama, mezcla. En la era de la globalización, en Los Ángeles, el mestizaje es impresionante; por eso, el primer valor del momento es la tolerancia; si no se respetan las diferencias, los hombres se matarán unos a otros. Urge implantar el respeto a la diversidad; es imprescindible, la caridad y la justicia. La separación y la repulsa traerán la ruina y la perdición para el hombre.


Camilo Valverde Mudarra


Franky  
Viernes, 14 de Julio 2006
Artículo leído 2286 veces




Comentarios:

1.Publicado por mandarache el 14/07/2006 12:18
No lo entiendo, es decir, si yo emigrara a los Estados Unidos, lo primero que haria, antes que nada, es aprender el idioma, el ingles, para integrarme mejor, y sobre todo, por respeto al pais al que voy y a su cultura,¿ lo que no voy a pretender es que ellos aprendan mi idioma no? Esta bien no perderlo, pero no pretender imponerlo, porque entonces, se podria entender perfectamente que algunos norteamericanos entendieran que se esta invadiendo su pais, aunque fuera de forma pacifica. Esta muy bien lo de los hispanos en USA, pero si de verdad quieren integrarse(¿que de eso se trata no? de integracion, de vivir juntos, no separados como el getthos).

se debe uno sumergir en la cultura del lugar donde va, no pretender traerse la propia y que sean los habitantes de alli quienes se vean obligados a adaptarse, ¿es eso la tolerancia? pues no lo es precisamente para los residentes.

Imaginemos que aqui pasara igual, ¿nos sentaria bien que los inmigrantes arabes pidieran que se declarara idioma cooficial el suyo?¿y al islam religion oficial? ¿o que pidiera la instauracion de la ley islamica? pues es lo mismo.

Y no deja de ser paradojico, la alegria con la que recibimos que USA sea cada vez mas "hispano", y sin embargo aqui en España, no se haga absolutamente nada para proteger al castellano en determinadas regiones, paradojico sin duda, exigimos a los Estadounidenses aquellos que aqui no se exije a los nacionalistas, con muchos mas motivos.


Con este tipo de cosas solo lograremos que los hispanos sean peor mirados alli que otros inmigrantes, pero que nadie busque racismo, sino simplemente porque otros van alli y se integran, mientras los hispanos construyen sus propios muros.

Lo siento, pero el articulo me parece demagogico, sectario, que falta a la verdad, insulta a los norteamericanos y en el fondo, tambien a todos aquellos hispanos, que estoy seguro que son muchos, que si han logrado integrarse en el pais, posiblemente sin perder su identidad,nadie pretende que dejen de hablar castellano, pero eso de que no hablen ingles, en USA...me parece un insulto al pais de acogida, un verdadero desprecio y una muestra evidente de que no pretenden integrarse. Por eso cuando el autor de articulo dice al final del mismo que la separacion traera la ruina al hombre tiene razon, pero es que precisamente lo que el esta es favoreciendo la misma, la creacion de una especie de apartheid autoimpuesto, ya no se trataria de que no te dejen integrarte, sino de que no quieras. Y lo siento, a ese tipo de inmigrante no creo que haya que darle la bienvenida (sea hispano en USA o Marroqui aqui o...si te integras, aceptas la cultura y eres leal a tu nuevo pais, bienvenido, aportas algo al mismo y lo mejoras, si desprecias al lugar donde vas y solo estas alli para ganar dinero, no te cabrees si encima no le caes bien a la gente de alli, no es que sean racistas, tal vez el racista eres tu precisamente).

2.Publicado por LIGUR el 14/07/2006 18:05
EL SUDACA, RESERVA LINGUÍSTICA ESPAÑOLA

La información y comentarios del señor Valverde además de verídicos los encuentro comedidos y realistas.

Hace 25 años visité EE.UU. Los Ángeles y San Francisco. En LA hablé raras veces inglés porque en la vida normal de un turista los contactos en tiendas, restaurantes, hoteles, etc. quienes desempeñaban estos oficios eran hispanos. Desde hace 25 años, que yo sepa, los formularios en Hospitales como Mont Sinaí (NY) se imprimen en inglés y español.

Como he pasado toda mi vida adulta y laboral (40 años) en el extranjero conozco el tema al menos con la profundidad que me otorga la propia experiencia.

El emigrante tiene una fuerza y una capacidad emprendedora que arrolla. Cuando la proporción de un tipo de emigrante supera el 7% ya desequilibra la sociedad donde se encuentra. Cuidado, digo solo desequilibra o altera, no que la destruya. En el caso de EE.UU. el desequilibrio es irreversible porque la proporción es ya muy alta y con el riesgo añadido de una fuente nodriza emisora de emigrante pegada que se extiende hasta Tierra de Fuego y la Patagonia.

He visto en Europa a licenciados españoles haciendo trabajos de limpiezas. Pero temporalmente. Después de un tiempo se colocaron en el peldaño adecuado en la sociedad donde vivían. Es cuestión de tiempo, no mucho, la primera generación lo consigue en gran parte y la segunda se introduce en todo el entramado y estructura social. Si son pocos la sociedad los asimila y el emigrante se integra con o si gusto.

La fuerza cultural del emigrante hispano -en la que se encuentra el idioma- es potente como todo lo que lleva consigo este tipo de ciudadano. La procreación numerosa es una reacción natural de grupos y sociedades donde es la familia lo que proporciona seguridad. Recordemos la familia en España hace 30 años.

En el caso de España podemos dar gracias ya a los “sudacas” porque tanto ellos como sus vástagos manejan el idioma de Berceo y de don Iñigo con más fluidez y soltura que los oriundos, más ocupados en comprender las lenguas “albornoz” (de andar por casa) que aparecen por doquier. Bueno, aún nos queda la reserva de español importada de América.

Hay premios Príncipes de Asturias con menos méritos, al menos que nos importe tanto como nuestro idioma, el español.

Ligur

3.Publicado por Alehop! el 14/07/2006 18:38
Estoy de acuerdo contigo mandarache.

Los inmigrantes deben integrarse en los países de acogida, deben aceptar su sistema, sus valores, su cultura, y por supuesto, aprender su idioma. Es fundamental para lograr una verdadera integración, si no se produce esta "conversión" a la cultura del país al que se emigra la consecuencia es clara, formación de ghettos, y separación étnica, racial o cultural, no por racismo ni xenofobia, sino por falta de intereses comunes.

A la vez entiendo que los emigrantes no quieran perder ni abandonar su cultura de origen, incluida la lengua, y es normal que cuánto más numerosa es su comunidad más posibilidades y potencial tienen de reproducir su cultura como si estuvieran en su país de origen, no me parece mal si se ha superado la fase de integración, y además permite enriquecer culturalmente al país de acogida.

Desgraciadamente los Gobiernos no hacen esfuerzos por integrar a los inmigrantes, ni por enriquecer su cultura a través de los mismos, de tal forma que se producen "clases culturales" con relativa relación con las "clases sociales", y finalmente estas clases culturales utilizan su poder económico y demográfico para imponer en el país de acogida sus intereses, cada clase cultural luchará por lo suyo, debilitando al país que acogió la inmigración.

Sería muy triste ver un presidente hispano en los EE.UU. que llegase al poder gracias al apoyo de la fuerte demografía de su clase cultural no integrada, y sería peligroso si pretendiese emular a los políticos de sus países de origen... recordemos el estado en el que ha quedado Argentina, o la realidad política actual de países como Venezuela, Cuba o Bolivia. Sería triste reproducir latinoamérica en EE.UU.

Por otro lado resulta triste y lamentable que vaya a ser EE.UU. el país que impulse nuestra lengua y la coloque en un futuro al nivel del inglés. España ha sido incapaz de hacer crecer en importancia nuestro idioma, el tercero más hablado en el mundo, siendo en Europa uno de los idiomas menos importantes, por detrás del inglés, el francés, el alemán o, incluso, el italiano.

Es díficil no alegrarnos desde España del impulso hispano en EE.UU., ya que puede redundar en beneficios para nuestro país. Sin embargo, la formación de este nuevo tipo de clases que estamos viviendo los países occidentales es un desastre.


4.Publicado por Marta Salazar el 17/07/2006 21:14
Increíble, gracias por el artículo!

5.Publicado por Linus el 19/07/2006 19:48
Una cosa es que se integren los emigrantes y otra que hablen un determinado idioma. Precisamente una integración no significa hablar una lengua, de no ser que hablemos de entidades políticas nacionalistas átnicas excluyentes. EEUU no es desde luego este caso, cosa que debería sorprender a muchos que lo critican.

Efectivamente, otra cosa es defender los derechos de cada ciudadano a hablar su lengua y a proteger aquellos valores culturales que se consideren importantes, como una lengua, pero sin que sea condición para la integración. Las personas que hablan español allí son tan ciudadanos como cualquier otro.

Lo que se ha de proteger y es lo que debe ser condición para la integración son precisamente esos valores de ciudadanía y democracia que hace que la sociedad sea así, plural y próspera.

Si algún día llegamos a ver un EEUU hablando principalmente español por que así lo han decidido sus ciudadanos, pero conservando estos valores y principios de igualdad, tolerancia y libertad, podríamos decir sería un hito en la historia.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros