Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Diferencias entre el Voto en Blanco y la Abstención


Nota



Diferencias entre el Voto en Blanco y la Abstención
Si ese 50% largo de catalanes que se abstuvieron en el referendum sobre el Estatuto catalán, el domingo 18 de junio, hubieran votado en blanco, el "Si" no habría ganado (habría obtenido sólo un 35% por ciento de los votos) y los políticos no habrían podido engañar a la población afirmando que el Estatuto fue aprobado por una mayoría aplastante, ocultando la triste realidad de que sólo obtuvo la aprobación de uno de cada tres catalanes con derecho a votar.

Los votos en blanco se contabilizan y hasta pueden ganar, aunque la partitocracia no otorga representación a esos votos, como debiera, si los políticos realmente gestionaran una democracia auténtica.

Los técnicos y expertos simplifican la cuestión afirmando que los que se abstienen rechazan el sistema y le dan la espalda a la democracia, mientras que los que votan en blanco aceptan la democracia y consideran el sufragio universal como un logro de la civilización, pero rechazan de manera activa los programas electorales, o los partidos políticos, o los candidatos, o la corrupción o el abuso de poder o todo eso al mismo tiempo. Ambas son posturas críticas, pero una rechaza el sistema, en su totalidad, y otra acepta el sistema, pero critica a sus gestores, a sus propuestas y a la democracia en su actual versión degradada y degenerada.

Votar en blanco es rechazar a los políticos y a sus programas y comportamientos, mientras que abstenerse se entiende siempre como un rechazo al sistema.

El mayor problema de la abstención es que, cuando es consciente y responsable, se confunde con la abstención de los vagos, los indiferentes y los marginados. Desgraciadamente, no hay forma de averiguar quien se abstuvo por principios o quien lo hizo porque estaba en la playa o porque prefería ver un partido de fútbol. A veces, los defensores de la abstención juegan sucio al contabilizar todas las abstenciones como rechazos al sistema, cuando, en realidad, no lo son.

Abstenerse es no participar y rechazar globalmente el sistema, sin matices, mientras que votar en blanco es participar criticando y rechazando. Cuando la abstención responde a un principio, es, al igual que el voto en blanco, una herramienta ciudadana para atacar al corrupto y degenerado sistema de partidos.

La verdadera cuestión entre abstencionistas y partidarios del voto en blanco se centra en si se acepta o no la democracia (no la partitocracia) como sistema.

Hace días, Clandestino, seudónimo de uno de los lectores y colaboradores habituales de Voto en Blanco, con motivo del referendum del Estatuto catalán, escribió los dos párrafos siguientes, que reproducimos por su fuerza y claridad:

"Si los que han optado por abstenerse hubieran votado en blanco, los energúmenos no podrían haber contabilizado sus pocentajes, ignorándolos como si fuesen gallinas de corrales ajenos. Si hubieran votado en blanco resulta que la victoria del SÍ habría pasado de ser del 74% al 36%. Como se puede observar, aunque no mejora el NO, la diferencia porcentual es apabullante, dejando petente el alto valor del Voto en Blanco.

La diferencia es que votando en blanco el estafado puede darle un buen "soplamocos" a la canalla que le amarga la vida, hostigándolo con medios que son de su propiedad, porque los paga, y en lugar de ejercer el derecho a un uso y disfrute racional y merecido, los servidores, que también paga, los escamotea y los usa en someterlo y robarle su patrimonio y su dignidad. El Voto en Blanco impide que el fracasado testaferro y el políticucho se apoye en altos porcentajes causados por una alta abstención y solo con el voto de las minorías que se benefician con ellos
."

La victoria de la que se ufanaronn Zapatero y sus adláteres nunca existió. El Estatuto ha entrado en vigor rodeado de tristeza política y sin que nadie exhiba orgullo. Todos lo sabemos. Pero si la mayoría que se abstuvo hubiera hecho lo mismo que esos 130.000 catalanes que optaron por el ejercicio cívico y democrático de señalar la falta de legitimidad en la gestión de sus intereses y derechos, usando el Voto en Blanco como único voto útil ante la amoralidad y podredumbre que infectan nuestras instituciones, no habrían podido mentir y manipular, ocultando que sólo un 35% de los vatos respaldaron el Estatuto.

Algún día aprenderemos que el Voto en Blanco es el único que estos manipuladores profesionales no pueden disfrazar, amañar o esconder. Es un rechazo limpio y franco al deplorable uso que hacen de la democracia.


Franky  
Lunes, 4 de Septiembre 2006
Artículo leído 1474 veces




Comentarios:

1.Publicado por Tierra de la Reina Maud el 06/09/2006 02:11
Comparto todo lo expuesto al 100%. Siento vergüenza ajena al oir las explicaciones que nos dan, las descalificaciones que se lanzan unos a otros, las mentiras que nos cuentan, que a fuerza de repetirse parece que acaban siendo verdad.
Por la forma en que nos tratan piensan que somos deficientes mentales -sin lugar a dudas eso es lo que quisiera más de uno.
En las pasadas elecciones ya voté en blanco y continuaré haciéndolo mientras no cambien muchas cosas en la política de este país.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros