Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Delincuencia legal en la política (DS)


Nota



Delincuencia legal en la política (DS)
El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, quiso un día construir una obra que perdudara y que constituyera un monumento a su memoria, como si de un faraón se tratase. Ideó entonces unas setas enormes, en pleno centro de Sevilla, en la Plaza de la Encarnación, una obra cargada de problemas y que concita el rechazo de buena parte de sus ciudadanos. La obra, según algunos técnicos, es imposible porque carece de cimientos suficientes. Para otros expertos, es una locura que destruye la armonía del centro de Sevilla. La obra, ya medio realizada, acumula años de retraso y carece de sentido en tiempos de crisis, pero el alcalde se empeña en terminarla, a pesar de las masivas opiniones en contra. Muchos creen que la obra nunca se terminará y que tendrá que ser demolida en el futuro. En todo caso, como ya reconocen los propios promotores, la obra costará una fortuna, cien millones de euros más de lo planificado por un ayuntamiento endeudado y arruinado, que subsiste porque acribilla a sus ciudadanos con impuestos.

Las setas de la Encarnación sirven como ejemplo de lo que denominamos "delincuencia legal", una plaga que azota a la democracia española y que convierte a muchos políticos en delincuentes legales, en causantes de terribles daños al erario público, al bien común, al interés general y a la ciudadanía, sin que sufran consecuencia alguna, sin que paguen por ello.

Cuando Zapatero compra los votos que necesita a los nacionalistas vascos o catalanes con dinero público, está anteponiendo su interés personal y el del partido al bien común y al interés general, lo que equivale a practicar con impunidad la delincuencia legalizada. También es delito legal baneficiar a Cataluña sobre otras autonomías, rompiendo así el principio constitucional de la igualdad. No es menos delito legal repartir subvenciones entre empresas amigas, colocar a los parientes y amigos antes que a los que merecen esos puestos, elaborar listas negras de empresas a las que no se les otorgan subvenciones y concursos, cuando se miente a los ciudadanos y en otras mil actuaciones del poder, todas ellas merecedoras de ser tipificadas como delito en una democracia auténtica.

Cuando el ex presidente de Andalucía y actual vicepresidente del gobierno, Manuel Chaves, entregó 10 millones de euros a una empresa de la que su hija era apoderada, cometió un "delito legal" que debería avergonzarle y obligarle a dimitir.

Si se contabilizaran un día los miles de millones de euros gastados (malversados) por los últimos gobiernos españoles en comprar votos, en beneficiar a sus familiares, amigos y compañeros, en colocar en cargos públicos a gente innecesaria, en doblegar voluntades, en comprar medios de comunicación, en aplastar adversarios y en silenciar secretos, descubriríamos con sorpresa que con ese dinero podrían haberse construido por lo menos 20 centrales atómicas o garantizar las pensiones de los españoles durante los próximos dos siglos.

Muchos políticos españoles, arrogantes y blindados por la impunidad, cuando se les plantean estos asuntos se limitan a decir que "si no le gusta lo que hago, no me vote en las próximas elecciones", un argumento indeseable e insuficiente que demuestra la baja calidad de la democracia española y la baja estofa de sus dirigentes, pero los daños que causan quedan sin castigo y ellos, causantes de dramas y perjuicios muchas veces irreparables, en lugar de sufrir el castigo de la sociedad indignada, terminan disfrutando de pensiones de lujo y de privilegios que merecen menos que la cárcel.

Aunque los "delitos legales" son un mal generalizado en las democracias modernas, España es el líder en Europa y, probablemente, en todo el mundo occidental. Esos delitos legales se están extendiendo por doquier y en Europa son el reflejo de un diseño de una despreciable política sin ciudadanos, que goza del amparo de Bruselas.


- -
Martes, 21 de Septiembre 2010
Artículo leído 1487 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 21/09/2010 11:24
Durante la "modélica" transición los políticos tuvieron mucho cuidado en blindarse y si analizamos la constitución vemos que pone los cimientos de esa impunidad. Las leyes posteriores lo único que han hecho ha sido continuar el edificio.

Pero aún así, si hubiera voluntad, se podrían hacer muchas cosas. Por ejemplo intervenir ayuntamientos o incluso comunidades autónomas. Pero eso no se hace porque son ellos mismos. Si se hizo en Marbella fue porque la corporación estaba formada por una casta fuera de la casta oficial y por eso, no por los delitos, se intervino.

Estamos acostumbrados a que un presidente autonómico pida en su parlamanto o en TV la independencia y no pasa nada ¿qué pueden importar unos milloncejos más o menos?

Cuando se elaboró la constitución salió el tema de la convocatoria de refendum con un determinado número de firmas pero aquello se desastimó por todos de forma rapida y no se volvió a hablar del tema, aunque no recuerdo que argumentos se dieron. ¿Imaginan lo que sería convocar un referendum para echar al presidente? ¿O para echar a ese alcalde que hace lo que quiere?


2.Publicado por Estigma el 21/09/2010 20:03
Cuando una sociedad carece de ciudadanos activos, de un entramado organizativo llamado sociedad civil, pueden pasar estas y otras muchas cosas que desgraciadamente es lo que está pasando en España con total impunidad y sin que el Fiscal intervenga en ninguno de los casos de corrupción que no son otra cosa que el saqueo de las arcas del Estado y el robo al bolsillo del contribuyente. Una sociedad inmadura politicamente, socialmente adormecida y esperando que le llueva todo del Estado, es una sociedad muerta y desmoronada en su agonia.

Hace siglos, durante el reinado de Carlos IV y dada la mansedumbre del personaje al que manipulaba Godoy y al que su hijo Fernando VII, ansioso de poder le quitó el trono sin haber abdicado, se vislumbraba la misma España que la actual. Entonces el despota Godoy dió permiso a las tropas napoleonicas para cruzar la peninsula e invadir Portugal, pero fue tal el desmoronamiento que vieron los franceses en aquella España agonizante que se lo pensaron dos veces y decidieron invadir España, lo cual les resultó de lo más sencillo.

Al igual que en aquellas fechas, solo se pudo expulsar al enemigo con el levantamiento del pueblo español al que su gobierno y su Rey le dieron la espalda, pero lo hicieron y quedó para la Historia una de las mas grandes gestas de un pueblo levantado copntra el invasor y contra su gobierno.

De ello podemos sacar las conclusiones que nos hagan despertar de una vez por todas del letargo y del despotismo a que estamos siendo sometidos por nuestros actuales gobernantes que nada tienen que desmerecer a aquellos otros. Solo unos ciudadanos activos que sepan decir basta de tanto desmán, les hará pensarselo dos veces antes de gastarse un euro del bolsillo del sufrido ciudadano sobre el que ha caido todo el peso de la crisis que ellos han provocado pero que no padecerán nunca porque actuan en las más absoluta impunidad y con el mayor despotismo de los últimos tiempos.

Cuando todos los poderes e instituciones del Estado han sido invadidas por los partidos politicos, anulado y eliminado los controles y comprados los votos de aquellos que les sirven de granero para seguir en el poder, solo en manos de los ciudadanos activos está la socucion a tan indignante situación.

3.Publicado por Eugenio Este el 21/09/2010 21:23
Me sale un grito de indignación por la deriva (ya larga) que sigue nuestra España sojuzgada por la despreciable "casta parasitaria" que esquilma vorazmente los escasos recursos que nos quedan para su insaciable beneficio.
Uniéndome a la lúcida reflexión del autor y de Estigma, apelo a que levantemos la frente sintiéndonos ciudadanos que no, súbditos, y aunémos en un grito ensordecedor nuestra repulsa y rechazo a este sistema envilecido y a los sinvergüenzas que lo sustentan.
Y ello con la firme decisión de que podamos meterlos un día en la cárcel.
No pararemos...

4.Publicado por Newmann el 21/09/2010 23:05
Estigma, He leído con gran placer su reflexión, sin embargo, permítame añadir un detalle para hacer más completa la decripción del momento histórico que relata, que retrata a la perfección uno de los rasgos de nuestra idiosincrasia. Recuerde usted que ese pueblo que se alzaba contra el invasor lo hacía al grito de “Vivan las cadenas”, y que después de aquella carnicería, aceptaron con gran júbilo la derogación de la Constitución de las Cortes de Cádiz y la restauración de la monarquía absolutista. Es decir, realizaron un sacrificio inútil.
Lo que hicieron los personajes que tenían el poder entonces se ajusta a lo que hay ahora, pero aquella población tampoco era muy diferente de esta. Antes pedían sus cadenas, y ahora nuestros subsidios, nuestra comodidad, e incluso las cadenas de nuestra “democracia”.
Por otro lado, no quiero olvidar ese otro rasgo que tan bien nos define y que nos ha mantenido en el estancamiento a través de los siglos: la visceralidad. Los españoles funcionamos a base de impulsos, unas veces violentos y otras veces solidarios, lo que casi siempre consigue desgastarnos sin obtener muchos avances tangibles. Lo nuestro es la acción, así que destruimos sistemas sociopolíticos o religiosos para desterrar la injusticia, sin reflexionar con sensatez sobre lo que vamos a construir después. Por este motivo, después del motín, los de siempre acaban construyéndonos un sistema a su medida, con lo que el círculo acaba cerrándose sobre sí mismo, siglo tras siglo.
Creo que deberíamos aprender de las lecciones que nos enseña la Historia, sobre nosotros mismos y sobre sobre los demás pueblos del mundo. Desgraciadamente pocos son los que hablan de ella o la analizan, así que como decía aquel, me temo que estamos condenados a repetir nuestros errores eternamente.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros