Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

De Juana Chaos y la cobardía del Estado


Nota



De Juana Chaos y la cobardía del Estado
La concesión, como pide la Fiscalía del Estado, de un régimen de libertad vigilada al terrorista etarra De Juan Chaos, que está presionando al gobierno con una calculada huelga de hambre, constituiría una de las más lamentables pruebas de la tradicional cobardía del Estado, que suele mostrarse implacable con los débiles y débil y cobarde frente a los fuertes, exigiendo que el ladrón de un jamón por hambre pague su delito hasta la última gota, mientras pacta y perdona a mafias y bandas armadas, con tal de que abracen la paz.

Pero el caso del etarra De Juana Chaos es quizás, único en el mundo, ya que se trata de la concesión de clemencia y beneficios gobernamentales a un terrorista que ni se ha arrepentido, ni ha pedido perdón a sus víctimas, ni se ha regenerado en la cárcel.

Estamos hablando de un sujeto responsable de 25 muertes, de más de un centenar de litros de sangre derramada.

Para ilustrar la tradicional cobardía del Estado frente al delito organizado, reproduzco un párrafo de Políticos, los nuevos amos, mi último libro, recién salido de la imprenta:

"El Estado ha mostrado muchas veces sentir más temor de sus propios súbditos que de sus enemigos externos. Los Estados, cuando son agredidos por otros Estados, se inclinan a negociar, pero, cuando el ataque procede de uno de sus súbditos, se limitan a castigarlo. Otros observadores interpretan este fenómeno desde una óptica distinta y sostienen que el Estado es una máquina que se muestra tanto más cruel e implacable cuanto más débil sea su adversario. De hecho, el Estado se ha mostrado siempre más tolerante frente a grupos poderosos como mafias, logias y organizaciones delictivas que frente a un ladrón o un revolucionario frustrado. Otro extraño fenómeno observado es que el Estado, cuyo poder suele ser terriblemente eficaz, se muestra sospechosamente torpe frente a adversarios como las bandas terroristas o la delincuencia organizada, grupos con los que a veces hasta parece sentirse cómodo. Así, no es extraño que el Estado negocie con terroristas y hampones y llegue a perdonarles hasta los delitos de sangre, a cambio de la rendición o la paz, mientras que esa actitud es impensable si el contrario es un simple ciudadano que comete su primer delito".

Con su actitud, los poderes públicos españoles estarían enviando a la sociedad y, en particular, a los delincuentes y hampones, un mensaje inquietante: "haced huelga de hambre y presionad al Estado porque entonces seremos clementes".

   
Jueves, 25 de Enero 2007
Artículo leído 1786 veces




Comentarios:

1.Publicado por Dalton el 25/01/2007 10:46
Este miserable le va a ganar la partida al gobierno Zapatero y nosotros vamos a asistir, impotentes, como siempre, a la vergüenza de los representantes del Estado, gente sin dignidad ni sentido de la democracia que son capaces de demasiado a cambio de poder. Es lamentable contemplar lo que hemos construido en España desde la muerte de Franco: una dictadura de partidos que es todavía más ajena al ciudadano que lo era el Franquismo.

2.Publicado por Clandestino el 25/01/2007 11:11

Decía el abogado del Estado, Conde Pumpido, algo así: "Será mejor que cumpla su condena en su casa, con vigilancia policial y atención médica, a que se 'fugue', o muera". Razonamientos avalados, con total naturalidad, por otro componente del mismo clan, un tal chávez, y que casualmente coincide con la línea anti legal y anti nacional del talante, que no renuncia, ni renunciará, al triunfo de los asesinos sobre el Estado de Derecho.

Enternecedor, ¿o amenazante? ¿Quiso decir que "fugarlo" es el plan "B", si los jueces no lo sueltan? No sería la primera vez que el Estado defiende y ampara a los asesinos de las actuaciones de los jueces, llegando su degradación hasta utilizar a la propia policía para tan despreciable "deber".

Cuando criticamos al Estado sus actuaciones antinacionales y prodelictivas, solemos hacerlo desde una perspectiva que neutraliza el valor de dichas críticas por interpretar al Estado como un Ente abstracto y lejano. Como un demonio cuyas maldades solo Dios pudiera resolver. Como si nuestro subconsciente nos justificara a nosotros mismos ante nuestra propia cobardía y conformismo en el consentimiento de ser estafados por el Estado cada minuto de cada hora de cada día.

"Premeditadamente olvidamos" que el Estado es el conjunto de órganos de gobierno por el que se rige nuestra Nación. Que lo pagamos y lo mantenemos nosostros para que nos sirva fiel y lealmente, desde la más rigurosa observación de la legalidad democrática. Que esos individuos que pasan de nosotros como de comer mierda, los elegimos única y exclusivamente para eso. Ni un solo mvimiento más, especialmente contra nosostros. Que esos individuos que se endiosan usando nuestros medios contra nosotros y se fortalecen aliándose a delincuentes y asesinos, no son un ente abstracto ni ocultos en las nebulosas del infierno. Son delincuentes. Son de carne y hueso y tienen nombres y apellidos y ocupan nuestras instituciones prostituyendo o destruyendo las garantías de nuestra convivencia. Que desde el mismo momento que desprecian a la Nación que les paga para ser servida, se deslegitiman y desde ese mismo instante esta tiene derecho y sobre todo el deber, de expulsarlos de NUESTRO Estado. Por las bravas si es menester.

¿Si arremetemos contra el pescadero cuando le pagamos una merluza y nos sirve un jurel, porqué no lo hacemos con una montaña de sinvergüenzas que les pagamos democracia y omitiendo la ley nos entrega odio, enfrentamiento, humillación, vejación y expolio, a la par que acoge, en nuestros aposentos, al hampa criminal?

¿Tan bajo hemos caído y tan miserables hemos llegado a ser? ¿Será verdad que hemos llegado a merecer vivir bajo la hedionda alitosis de esa morralla?

¿Cuando va a demostrar la justicia su obligada independencia y va a interrogar al ESTADO sobre sus prácticas proterroristas y antidemocráticas, contra la Nación?

3.Publicado por Gundisalvo el 25/01/2007 12:32
Hace muños años Goethe ya escribió: "prefiero la injusticia al desorden" así que nos encontramos ante un Gobierno injusto, un Gobierno que no gobierna para todos los españoles, sino para aquellos que pueden alterar el orden: mafias criminales, asaltantes de aeropuertos, okupas....

Es un gobierno nacido de la partitocracia, que ha jurado o prometido (en conjunto) defender la Constitución de 1978 y que lo que está haciendo es enterrarla, así que además son traidores de lesa majestad.

Mientras no se acabe con este sistema partitocrático y corrupto las cosas pueden ir a mucho peor...

4.Publicado por Manuel Lissén el 25/01/2007 13:17
¿Y qué propones, Gundisalvo? ¿Has oído hablar de la ALCD?

5.Publicado por Dalton el 25/01/2007 18:41
Con gran regocijo y esperanza he conocido la decisión de mantener al asesino en su jaula, decisión que honra a la Justicia española y que representa una bofetada democrática a los entreguistas de ZP, cuya asintonía con el espíritu, el alma y el grueso de la opinión pública española es creciente y alarmante.

6.Publicado por Gundisalvo el 25/01/2007 19:07
Sr Nava: Yo voté No a la actual Constitución porque tuve la suerte de que me enseñasen sus futuras consecuencias; y todo quedó "redondo" con la Ley Electoral. Yo quero lo sencillo, el votante elige a sus representantes, no a las siglas. Los partidos políticos no pueden imponer la "disciplina del voto", y no hay Ley d'Hont. Por supuesto el Senado es Cámara Territorial, y el representante elegido tiene oficina en su distrito para escuchar a aquellos que le han votado.
Ya no hablemos de la independencia de poderes (incluida la prensa o los media como creo que ahora se llaman). Yo lo propongo, pero es obligación (si las propuestas son muchas) de los profesionales del Derecho y de la política realizarlo, se lo que quiero, pero no estoy capacitado para hacerlo. Es como si me fuese ha hacer una casa, se lo que quiero, pero llamo a un arquitecto...

7.Publicado por Heralio el 27/01/2007 18:26
De Juana ha cumplido la condena que le impusieron, siguiendo el código penal español. Tiene que estar en la calle, si es que el estado de derecho existe.
Todo lo demás es venganza. Está bien que queráis venganza pero, reconocedlo, todo lo que habléis de igualdad ante la ley, de estado de derecho es bla,bla,bla.

8.Publicado por Clandestino el 28/01/2007 13:43

Heralio.

El código penal está lleno a rebosar de leyes políticas fabricadas por esos políticos que se muestran tan tiernos con el hampa criminal nacionalista o llevan su cobardía a permitir y aceptar su existencia e incluso ceder ante sus exigencias, o peor aún, hacerlas suyas. Las leyes políticas salvan intereses políticos, nunca se fabrican para que puedan ser aplicadas a sus propios delitos. No hay mas que ver con qué facilidad se saltan sus leyes y se ufanan de ello, sabedores de su inmunidad. Sabedores de que sus leyes obstruyen o impiden la justicia, en la mayoría de sus casos políticos o perimetrales.

En un Estado de Derecho con la debida independencia entre poderes, los jueces no hacen una aplicación rigurosa del código penal, sino que imparten justicia, de forma rigurosa, por encima de este, incluso anulando o rehaciendo alguna de sus leyes. En un Estado de derecho, la ley la hace el juez, ajustándola a la justicia, mediante jurisprudencia, saltando por encima de leyes, malas, nulas o torpes para hacer justicia y solo válidas para desplazar el fiel hacia ciertas actuaciones de exclusivos intereses políticos.

Un juez de verdad, en una democracia de verdad, nunca aplicará la ley tal cual. La entenderá como un referente para impartir justicia, dando prioridad a esta por encima de cualquier código, y así debe ser, porque la justicia está muy por encima de la propia ley. Aplicar el código penal lo hace cualquiera. No hay que ser juez. Aplicar el código penal tal cual, llena las cárceles de menos culpables y las calles de muy culpables, espesando las penas sobre delitos menores y aligerando las de los mayores. Eso queda muy lejos de ser ni la sombra de la pretendida justicia.

Un Estado de Derecho se caracteriza porque nadie puede eludir esa justicia, ni siquiera mediante las truculentas leyes que permiten, a algunos, salir “redimidos” de sus cobardes orgías sangrientas, como las llevadas a cabo por asesinos degenerados como de Juana, tras cumplir ocho meses de condena por cada asesinato. Algunos tienen la bochornosa desfachatez de invocar al Estado de Derecho para legitimar esa injusticia legal, en lugar de invocarlo para lo contrario, es decir, para adaptar la ley a la medida del delito proporcionando debidamente las culpas y damnificaciones, de forma que en un Estado de Derecho nadie pueda eludir una justa sentencia por mucho que la ley lo permita, hasta incluso invitar al delito de alto nivel y cruentas consecuencias. En un Estado de Derecho los asesinos como de Juana se pudren en las mazmorras, en justa condena, diga lo que diga el código político-penal.

Atípicamente, doce jueces de la Audiencia Nacional han tenido la dignidad profesional y el valor personal, de, al menos por esta vez, no dejarse amedrentar por los poderes del Estado -más próximos al criminal que a la justicia- e impartir justicia mejorando la ley. Lo que deja claro y demuestra que sin independencia judicial, no puede haber ni justicia, ni democracia.

Nunca impartir justicia tuvo nada que ver con las venganzas como aspecto reservado a gentuza de arrabal, como los asesinos nacionalistas, sus simpatizantes y seguidores, o sus cómplices del Estado. Hablar de ello es demagogia de la más barata.






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros