Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Cuando Hacienda está desahuciada, el gobierno pierde el decoro y la legitimidad


Nota

Un nuevo escándalo zarandea la conciencia de España, estimula el asco colectivo ante la clase política y hace más profunda la desconfianza, el rechazo y hasta el odio que los ciudadanos sienten hacia sus políticos. Se ha sabido que la esposa del ex ministro Arias Cañete se acogió a la amnistía decretada por el gobierno, cuando su marido formaba parte del Consejo de Ministros que presidía Mariano Rajoy, una auténtica barbaridad incompatible con la decencia y con la democracia.

El sistema fiscal y la Agencia Tributaria son una de las partes más sensibles y delicadas de todo el sistema político, por su misión de cobrar impuestos y de hacerlo con justicia y equidad. Cuando esa parte del Estado está desahuciada y con su imagen destruída, como ocurre en la España actual, todo el sistema se resiente y pierde legitimidad, pues los ciudadanos, sin confianza en el gobierno, creen que están siendo estafados y sólo pagan sus tributos por miedo, obligados por el castigo, sin un gramo de solidaridad, sin participación voluntaria y cívica en la financiación de los servicios comunes.
---



Cuando los ciudadanos, como ocurre en España, pagan sus impuestos sólo obligados por el miedo a ser sancionados con multas y cárcel, sin sentido alguno de la solidaridad y sin confiar en que su dinero va a ser utilizado por el gobierno de manera decente, entonces debe pensarse qué España está en bancarrota política y moral y que el gobierno carece de la más mínima legitimidad.

Tengo un amigo, hábil fiscalista y gran conocedor del Derecho Tributario español, que piensa que el mayor signo del deterioro del sistema en España no es la corrupción, ni el abuso de poder, ni la escasa representatividad de los diputados y senadores, ni siquiera la falta de independencia en el funcionamiento de los poderes básicos del Estado, sino la desconfianza y hasta el rechazo y odio de los ciudadanos de España a la Hacienda pública y al sistema de cobro de tributos.

Si se hiciera una encuesta para averiguar qué pìensan los españoles de Hacienda, la sorpresa sería tan grande que, en buena ley, habría que "resetear" el sistema y reconstruirlo porque en democracia no es viable un gobierno que en lugar de disfrutar de la confianza de los ciudadanos, es rechazado por ser sospechoso de arbitrariedad, parcialidad, injusticia y, sobre todo, corrupción. Cuando los ciudadanos creen que sus tributos pueden terminar en el bolsillo de un político delincuente de los muchos que aparecen a diario en los telediarios, entonces el sistema está en ruinas y la democracia ausente.

Aquel viejo eslogan "Hacienda somos todos", es ya sólo el recuerdo de una España que ya no existe. Los ciudadanos, en aquellos tiempos nos sentíamos solidarios y orgullosos de contribuir con nuestro dinero a la igualdad y a costear los servicios comunes, pero hoy, sin confianza en la ética de lo público, sin fe alguna en una justicia igualitaria y redeados de sospechas de indecencia y corrupción, nos sentimos expoliados y amenazados por Hacienda con un trabuco similar al que usaban los bandoleros de Sierra Morena en el pasado.

Si hay una parte del Estado que necesita una urgentísima y profunda regeneración, esa es la Hacienda Pública española, víctima de una pésima imagen y sin los mínimos imprescindibles de confianza y solvencia para que pueda cumplir su vital tarea en una democracia.

La gente piensa que el sistema está tan podrido que ya no puede regenerarse. El Estado necesita ser desparasitado. Hay demasiados parásitos improductivos cobrando del Estado y despilfarrando. Tienen a los españoles agobiados con impuestos injustos, pero no les parece suficiente el dinero que arrebatan a los ciudadanos y a los autónomos y empresas y están, además, endeudando al país hasta la locura y despilfarrando sin prudencia ni decoro.

¿A estos irresponsables y a los muchos sinvergüenzas que pueblan las filas del poder vamos a votar en las próximas elecciones? La falta de confianza en los dirigentes es el peor síntoma de la descomposición de un sistema político. Cuando la gente cree que está siendo gobernada por rufianes, el sistema tiene que regenerarse porque no puede existir democracia sin confianza y sin cobertura ética.

Francisco Rubiales

- -
Miércoles, 4 de Mayo 2016
Artículo leído 629 veces




Comentarios:

1.Publicado por SALVADOR el 04/05/2016 09:33
Si la democracia no es más que una forma de gobierno y, después de votar, seguimos sin gobierno, a lo mejor es que nuestra forma de gobierno no es una democracia.
Esta duda no se la plantean los que votan, un domingo cada cuatro años.
La duda es uno de los nombres de la inteligencia, el votante no duda porque votar es de balde, y habría que hacer con él como con el paciente de la Seguridad Social, que es pasarle, a título informativo, la factura de su tratamiento.
Nuestra democracia no será representativa, pero es orgánica (los partidos, aquí, son “órganos” del Estado), que todavía sale más cara.
Cuando los gamberros de Pablemos berreaban “¡No nos representan!” en la Puerta del Sol, no mentían; mienten ahora, cuando, siguiendo todo igual, creen que porque ellos ya han pillado, su representación teatral equivale a nuestra representación política.

2.Publicado por SALVADOR el 04/05/2016 10:55
El que vota, en general, pero en particular, el que vaya a votar en estas elecciones a sabiendas de que los partidos no le dicen antes de las elecciones con quién pretenden pactar o qué posturas van a adoptar sobre determinadas cuestiones, o se ve favorecido directamente por este Estado del Partidos, o es un fanático, o sufre de ceguera mental, o no se cómo decirlo, pero que se lo haga mirar, porque eso ya no es servidumbre voluntaria, sino querer ser siervo.

3.Publicado por vanlop el 04/05/2016 18:25

Sin duda, la Hacienda Pública es la parte más sensible del sistema y la casta lo sabe y no juega con ella. En todo el sistema tributario no existen las luchas partidistas, esas se dejan para otros organismos menos sensibles.

Nosotros vemos al ministro y a los cuantos de la cúspide, pero el resto de os directivos son funcionarios o gentes de indudables capacidades, pero siempre lejos del partidismo.

El problema es que el Estado tiene unas necesidades y Hacienda tiene que proveer para esas necesidades y como esas necesidades son en gran medida superfluas, para obtener los fondos se elaboran leyes inicuas que los funcionarios de Hacienda tienen que cumplir.

Son las directrices políticas las que nos conducen al desastre, eso sí, un desastre bien administrado, pues los funcionarios de Hacienda son muy buenos.

Y claro, ante unos impuestos disparatados que se gastan en los caprichos de la casta, la gente se rebela y procura no pagar. Es este despilfarro caprichoso el que molesta a la gente, mucho más que el que los ricos paguen poco, por ejemplo.

Hace unos días leí un artículo, del que no llegué a enterarme demasiado, en que si te llevas 1 600 € a tu casa, el Estado se lleva 1 200, entre impuestos de todo tipo y cargas sociales a cargo del trabajador y de la empresa. Y si el sueldo llega en bruto a los 5 000 €, seguro que entre unas cosas y otras, te quedas con menos de 2 500.

Y no te molesta que de ahí se de de comer al hambriento, ni se de sanidad o educación al pobre, lo que te molesta es que la casta despilfarre y que por conseguir votos de de comer al que puede trabajar y de hecho trabaja en negro o sanidad y educación a quien no lo merece.

Pero es lo que hay y lo que habrá y nosotros lo único que podemos hacer es protestar y no votarles.

4.Publicado por javierito el 04/05/2016 19:49
Se olvida de algo fundamental, esencial, básico, importantísimo y clave en este asunto: el límite que debe haber en todo estado al porcentaje de impuestos que debemos pagar, porque los políticos pueden hacer lo que les de la real gana, hasta podrían robarnos el 99% sin que nada ni nadie se lo impidiese.
Qué broma es esa de que no haya leyes que controlen y limiten el poder de esta gentuza sobre nuestra riqueza. No somos más que unos patéticos siervos de estas organizaciones de delincuentes que se han apoderado del estado. Todos los impuestos no deberían superar jamás, bajo ninguna circunstancia, el 25% de lo que ganamos (hoy representan más del 50%) así evitaríamos que los oligarcas construyeran estos monstruosos estados con los que nos someten y roban a placer.
Y aquí topamos con otro asunto que debería el Sr. Rubiales abordar en otro artículo: el límite en el tamaño del estado. Estos energúmenos, si no les paramos los pies, nunca dejarán de agigantar el tamaño del estado ... hasta que colapse porque sea imposible sostener ni con todo el oro de la galaxia. El estado debe de tener un límite en su tamaño y hoy representa el 50% del PIB, una verdadera monstruosidad creada por esta élites extractivas, vulgo parásitos y ladrones. No es de extrañar que como los españoles somos incapaces de generar riqueza para mantener este disparate, esta oligarquía haya optado por endeudarnos hasta el paroxismo, más de un billón en solo diez años (yo cuento la deuda real, no la oficial). Ya tenemos los clavos de nuestro ataúd. En los próximos dos años veremos la consecuencias de esta locura y la suspensión de pagos.
Para que un estado no acabe siendo una calamidad debe de estar limitado en su tamaño, en sus impuestos y en su deuda. Es la mejor forma de controlar el poder de la mayor peste de los tiempos modernos: los políticos.
En mi opinión el estado no debería representar un máximo del 10% del PIB.

5.Publicado por SALVADOR el 05/05/2016 10:37
Al no haber separación de poderes , no hay ningún poder que limite al Estado.
Por eso el Estado lo invade todo. NO HAY CONTRAPODER.

6.Publicado por ANRO el 06/05/2016 21:04
El sistema fiscal como la misma Hacienda, no solo es el producto de lo que son los dirigentes políticos, también las actitudes profesionales de los que integran dicha administración dejan mucho que desear en todos los sentidos, con independencia de los procedimientos y formas de realizar las gestiones que tienen encomendadas. Son muchos cientos de miles de Autónomos los que han tenido que cerrar sus pequeñas empresas, antes la imposibilidad de llegar acuerdos con Hacienda. La prepotencia, desinterés, y desidia que destilan muchos de sus funcionarios y jefes de departamentos nada tiene que ver con el sistema y los procedimientos.
Es decir, que no están para servir y al servicios de los ciudadanos y contribuyentes, sino que se limitan a las meras directrices que les son encomendadas, sin iniciativas, sin ánimos para la información veraz y objetiva al contribuyente, y lo que es más grave, faltos de predisposición y voluntad, para solucionar dudas inquietudes y problemas de los contribuyentes. Fiel reflejo de lo que es la Casta Politica.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros