Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Contra el totalitarismo islámico


Nota



Contra el totalitarismo islámico
Un grupo de intelectuales valientes y dignos, arriesgando sus vidas frente al mayor totalitarismo de nuestro tiempo, han condenado públicamente el totalitarismo islámico, al que comparan con el fascismo, el nazismo y el stalinismo, las tres plagas peores y más sangrientas del siglo XX y, probablemente, de la historia de la Humanidad.

Tras haber vencido al fascismo, al nazismo y al estalinismo, el mundo se enfrenta ahora a una nueva amenaza: el islamismo (...). Nosotros -escritores, periodistas e intelectuales- hacemos un llamamiento a la resistencia contra el totalitarismo religioso así como al fomento de la libertad, la igualdad de oportunidades y los valores laicos para todos”.

Son palabras que forman parte del manifiesto firmado por el novelista Salman Rushdie, el filósofo francés Bernard Henri-Levy, y por la feminista y cineasta somalo-holandesa, Ayaan Hirsi Ali, entre otros, hasta completar una docena de firmas.

El manifiesto concluye afirmando que “no es un choque de civilizaciones ni un antagonismo de Occidente y Oriente lo que estamos presenciando, sino una lucha mundial que enfrenta a demócratas y a teócratas”.

El escrito aparece en el semanario satírico francés Charlie Hebdo. El periódico danés Jyllands-Postem también recoge el manifiesto en su página web, Son dos de las publicaciones europeas que habían publicado las doce viñetas sobre Mahoma.

El manifiesto condena sin paliativos el “islamismo”, palabra que utiliza sin los adjetivos de matiz generalmente aplicados en ese contexto, como “radical”, “violento” o “terrorista”.

El manifiesto representa, en opinión de Voto en Blanco, una bocanada de aire fresco y de esperanza frente al cobarde entreguismo de Europa a las presiones islámicas y a la cobardía de los intelectuales y de los gobiernos europeos, que, presos de una falsa progresía, camuflan la cobardía con tolerancia y el miedo con la necesidad de pactar.

El manifiesto representa una lección frente al pensamiento dominante europeo, entregado al relativismo, huérfano de rebeldía y prisionero de lo políticamente correcto, asi como una denuncia de esa progresía cobarde, generalmente de izquierdas, que rehuye el enfrentamiento con los que agreden la cultura occidental y la democracia y que se acercan al Islam acomplejados, con los brazos en alto y los pantalones en el suelo.


Franky  
Jueves, 2 de Marzo 2006
Artículo leído 1656 veces




Comentarios:

1.Publicado por Alehop! el 02/03/2006 23:50
Hola Franky, aprovechando el tema del islamismo quería hacer unos comentariosa la noticia aparecida en medios como ABC o Telecinco acerca de una chirigota ceutí acusada de racismo.

Algunas de las letras de la chirigota (que hacía de adolescentes en la edad del pavo) decían: "Soy vacileta y mu chulillo / pero si me viene una pandilla de morillos / me dicen oye ven p'acá quillo / y yo me hago caquita en los calzoncillos" "El otro día fui a correr / iba escuchando un cd / cuando vi un jae / que me dijo pundihma / que traducido es que le dé el discman / y como buen cristiano yo le di un discman" "Me han hecho a mí un cristo en caricatura / que no se parece al mío ni en pintura, / y mi cultura no es la locura. / Me fui directo al libro de naturales / para ver si los turcos son animales racionales / vi que esta gente y los bovinos son iguales / y me aclaró la duda, son todos animales" "Me ha llamado mi madre / y me ha dicho que me calle / que no cante más lo que no canta nadie / Antes de irme que mal lo hizo Hitler / Aquí estoy dando la cara y desarmado / prefiero morir de pie que vivir arrodillado"

Mohamed Ali, líder de la oposición ( la UDCE, con tres diputados) ha denunciado a la chirigota por un delito de apología del genocidio, xenofobia y racismo. Y advierte que letras como éstas pueden provocar un conflicto social.

Señor Ali, el conflicto social en Ceuta lo provocan los marroquíes nacionalizados españoles en la década de los 80, y eso es una verdad como un templo. Una ciudad caracterizada por la convivencia entre cristianos, musulmanes, hebreos e hindúes durante más de un siglo, ha visto alterado su pacífica sociedad por la diferente escala de valores que tienen, debido a su educación en Marruecos. Los propios musulmanes ceutíes, los de varias generaciones, reconocen que con estas personas no se puede convivir. La conflictividad social, señor Ali, la generan los marroquíes que han apedreado alguna vez las procesiones de Semana Santa o la Sinagoga. La generan las pandillas de marroquíes que hacen a las personas de bien hacerse caquita en los calzoncillos. La generan las continúas faltas de respeto a los demás ciudadanos, desde la actitud más estúpida como colarse en la cola de la compra, a algunas más graves como el acoso a niños y personas mayores. La conflictividad social la genera cuando estos marroquíes se saltan las normas de conducta social y las leyes, que son para todos, y cuando se les recrimina gritan inmediatamente ¡racismo! ¡racismo! para acallar las críticas y poder continuar con sus fechorías. La conflictividad social la genera el aprovechamiento de los servicios públicos, a pesar de conducir coches de lujo pagados con dinero negro procedente de economía sumergida, suelen tener mayor facilidad para acceder a subvenciones o viviendas protegidas, que pagan todos los ceutíes.

Señor Alí, quizás desconozca nuestra cultura, nuestra filosofía, nuestros valores. Quizás desconozca usted que las chirigotas hacen una crítica social a través de letras satíricas e irónicas, claramente exageradas, y que en ningún caso deben tomarse al pie de la letra. Puede que algunas expresiones no sean acertadas, pero los jóvenes de mi tierra ya se han cansado de permanecer callados ante los atropellos de los marroquíes. Nuestras madres siempre nos dijeron ¡cállate! Pero ya no nos queremos callar, y nuestra libertad de expresión nos permite criticar la actitud de un grupo de los musulmanes de Ceuta, que daña la imagen del resto de musulmanes que honradamente se ganan la vida, y que conviven con el resto de culturas en total armonía y tolerancia, aprendiendo de ellas y enseñando de la propia.

Señor Alí, los marroquíes a los que se critica desde las letras de esta chirigota han aprendido muy bien, quizás de usted, ha utilizar la palabra racismo en su propio beneficio, a usarla demagógicamente, injustificadamente. Ya está bien de desvirtuar el significado del racismo y la xenofobia. En Ceuta no hay racismo, no hay xenofobia. Hay unas personas que no se adaptan, que no se integran, a pesar de los constantes esfuerzos de un pueblo tolerante y solidario, y que complican la vida al resto de ciudadanos, y da la casualidad de que son marroquíes y musulmanes, y que el origen de su conflictividad es su cultura y educación de origen marroquí y no occidental. ¿Qué pretendéis? ¿Qué Ceuta sea cómo Marruecos? ¿Qué Ceuta pertenezca a Marruecos? Si es así, vete a Marruecos si tan a gusto estás allí, y déjanos a los demás vivir en paz.

También debo criticar a Carmen Echarri, autora del artículo publicado en ABC el día 01/03/2006, en el que demuestra su desconocimiento de la realidad ceutí, su falta de responsabilidad al no contrastar fuentes, su parcialidad al dar un único punto de vista y no haberse molestado en preguntar a la chirigota su opinión. Carmen Echarri miente en su artículo, afirma sin tapujos que en Ceuta llamamos a los musulmanes "turcos" ¡MENTIRA! Los llamamos moros, como en el resto de España, y además candaos o jaes, pero no turcos, nunca he oido hablar de turcos en Ceuta, aunque sí en la península. Señora Echarri, usted ha sido víctima de la manipulación del señor Ali, cuyo único interés es conseguir aumentar su representación política en la Asamblea de Ceuta, ha caído en su trampa, acusando a los poderes públicos de no pronunciarse. ¿Y por qué lo iban a hacer? No tienen ninguna responsabilidad sobre lo sucedido, no pueden censurar las letras de las canciones, no pueden juzgarlas, es la libertad de expresión del pueblo... ¿qué le exige usted, Señora Echarri, a los poderes públicos? Primero haga bien su trabajo, contraste su información, consulte otras fuentes, y realice un artículo plural y objetivo, y luego, si quiere, escriba una columna de opinión.

Y como decía una chirigota el pasado año, si por decir lo que pienso, me llena de orgullo, me llamen racista.

2.Publicado por Alehop! el 02/03/2006 23:53
Por cierto, se me olvidaba comentar, a pesar del derecho a la libertad de expresión, de la exageración, ironía y sátira que implican las rimas de una chirigota, es justo reconocer que en algunos momentos se pasa en el contenido de sus letras.

También es importante reseñar, que no toda la población marroquí o musulmana de Ceuta genera conflictividad social, aunque sí les cuesta integrarse, la mayoría lleva una vida honrada y cívica, a pesar de lacras como el fundamentalismo y el machismo.





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros