Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

Arreglar España es fácil, pero los políticos no quieren


Nota

Hay muchos demócratas en España que sabrían tomar las decisiones adecuadas para arreglar el país, pero el problema es que los políticos, que han sido elegidos para lograrlo y cobran por hacerlo, no quieren. Yo mismo, si fuera presidente del gobierno, arreglaría España de un plumazo y colocaría al país en vías de solucionar sus grandes problemas en un corto espacio de tiempo. Les aseguro que arreglar España es muy fácil. Los políticos y sus partidos son los grandes obstáculos que impiden que España sea un país decente y próspero. Si hay un sólo político que se atreva a debatir conmigo estas soluciones, en libertad y sin trucos, lo reto. Pero no tienen arrestos porque hace siglos que no debaten en igualdad y sin trucos con nadie.

Les voy a contar lo que hay que hacer para que España enderece el rumbo y consiga ser un país ejemplar y envidiado en unos pocos años.
---



Una de las muchas imágenes que circulan en Internet reclamando cambios profundos en España
Una de las muchas imágenes que circulan en Internet reclamando cambios profundos en España
Lo mas urgente es adelgazar el Estado. Los políticos de la falsa democracia española han creado un Estado-monstruo, tan enorme, desproporcionado e incosteable que la primera urgencia de España es desmontarlo y suprimir instituciones, presupuestos, instancias y chiringuitos de todo tipo, abiertos por los políticos sin otro objetivo que colocar y dar de comer, a costa del Estado, a decenas de miles de amigos, compañeros de partidos y, en no pocos casos, a familiares. Si se suprimen el Senado, los parlamentos regionales y los enormes gobiernos autonómicos, junto a las diputaciones, las inútiles oficinas de los defensores del pueblo y centenares de fundaciones, instituciones y organismos costosos e innecesarios, España no sólo no sufriría daño alguno, sino que ganaría en bienestar, convivencia, agilidad administrativa, prosperidad, justicia y organización.

El segundo paso sería resucitar la sociedad civil, que hoy es un cadáver incapaz de cumplir con su deber de organizar a los ciudadanos y servir de contrapeso al poder político. Con las universidades, la enseñanza en general, los medios de comunicación, los colegios profesionales, los sindicatos y otros muchos pilares de la sociedad civil ocupados, infiltrados o dependiendo del gobierno, la sociedad civil es un muerto y la democracia una pantomima. Los partidos políticos, que se han apropiado de la sociedad civil, tienen que ser expulsados de ese espacio de libertad ciudadana, lo que devolverá a la sociedad y a la ciudadanía un vigor desconocido en España, donde los políticos se han apropiado de todo, extendiéndose sobre el tejido social como el peor de los virus.

Limitar el poder de los partidos: eliminando la financiación pública, haciéndolos responsables subsidiarios de los delitos y desmanes que cometan sus miembros electos, obligándolos a practicar la democracia interna y a rendir cuentas a los ciudadanos que afirman representar.

Garantizar el funcionamiento independiente de los poderes básicos del Estado. Los partidos deben dejar de controlar la Justicia y abandonar la sucia costumbre de nombrar jueces y magistrados. Los poderes Legislativo y Ejecutivo funcionarán liberados de las cadenas que les imponen los partidos políticos en España, donde es prácticamente imposible que un ministro realice su labor de gobierno en contra de los dictados de su partido y que un diputado represente a los ciudadanos que dice representar.

Cambiar las leyes para que en España, un país plagado de rufianes y sinvergüenzas sin escrúpulos, reinen de nuevo la Justicia, la limpieza, la igualdad de oportunidades y la decencia.

Devolver al ciudadano el protagonismo que le corresponde en democracia.

Prohibir la publicidad pública en los medios de comunicación para evitar que sometan y manipulen la libertad de prensa y de información, un derecho fundamental en democracia.

Reforzar las medidas de protección a los débiles.

Regenerar y revitalizar la vida económica apartando al Estado de la actividad empresarial y de la concesión de subvenciones que debilitan y despojan de musculatura a las empresas. La política debe actuar únicamente para arbitrar, primar la contratación en las empresas y eliminar las trabas burocráticas y fiscales para que las empresas puedan nacer, producir sin obstáculos y generar prosperidad y empleo. La labor de los autónomos debe ser facilitada porque ellos, mas que las grandes empresas, que son las únicas a las que los actuales gobiernos amparan, son la columna vertebral de la economía española.

Reformar la ley electoral para eliminar las ventajas y diferencias regionales y conseguir que cada voto tenga el mismo valor en cualquier lugar de España

Reformar las ley de educación para que se premie el mérito, la excelencia y el esfuerzo, no la mediocridad, como ocurre ahora. Formar mejor a los maestros y profesores, vinculando sus salarios al éxito real de sus alumnos. Crear ayudas y becas especiales para apoyar a los mas capaces y esforzados.

Garantizar la igualdad por ley y eliminar las diferencias fiscales y de otro tipo que han violado la constitución haciendo de España no un país igualitario, sino diferente, según la comunidad autónoma donde se viva.

Perseguir el delito político y la corrupción, estableciendo para los corruptos y ladrones de dinero público penas de cárcel de por vida, si no se devuelve el botín sustraído al pueblo.

Establecer controles a los partidos y a los políticos electos por parte de la sociedad civil y establecer mecanismos de censura para que los cargos públicos sean controlados y tengan que rendir cuentas ante tribunales independientes, al término de sus mandatos.

Exigir que los políticos sean ejemplares, que posean valores y se sometan a exámenes psíquicos, morales y profesionales. Los controles deben ser independientes y deben afectar a todos los políticos que aspiren a ser elegidos y a los que sean designados para cargos públicos.

Establecer mecanismos para que el pueblo, que debe estar representado no por los partidos sino por la sociedad civil organizada, pueda presentar iniciativas legislativas con igual o superior facilidad y autoridad que los partidos.

Establecer mecanismos para que los ciudadanos pueden destituir a los políticos que fallen, pierdan la confianza ciudadana o no desempeñen sus cargos a satisfacción de los ciudadanos.

Eliminar las alianzas de partidos que no hayan sido previamente declaradas y publicitadas en las campañas electorales y penalizar con dureza la compra de votos y todas la facetas de la corrupción.

Reinstaurar la verdadera democracia, con sus leyes y normas garantizadas: participación del ciudadano, controles al poder, separación de poderes, ley igual para todos, listas abiertas, destitución de los políticos que pierdan la confianza, representación auténtica de los ciudadanos por parte de los representantes elegidos, garantía de la libertad mediática y supresión de los medios públicos que no sean exclusivamente culturales y formativos, etc.

Con estas medidas, España solucionaría sus problemas en no mas de cinco años y el país dispondrá de dinero suficiente para recuperar en gran medida las prestaciones del Estado de Bienestar. El ahorro que se produciría con la devolución del dinero robado en las últimas décadas y la eliminación de los cientos de miles de políticos y cargos públicos innecesarios que ahora viven del Estado permitirán garantizar las pensiones y fortalecer las políticas de igualdad, salud, educación y protección de los mas débiles.

Sin corrupción y sin parásitos, el país comenzará a recuperar la ilusión y el vuelo. El independentismo se debilitaría, los españoles se sentirían a gusto en un país decente y equilibrado y la economía recuperará el fuelle. Pronto quedarían demostradas algunas verdades de las que nadie habla hoy porque los partidos lo impiden: sin corrupción y sin parásitos, el país avanzará a gran velocidad y será evidente que la actual clase política, con sus iniquidades, abusos, injusticias, torpezas y privilegios, es el gran obstáculo que impide el despegue de España y la recuperación del orgullo nacional, la prosperidad y la ilusión.

Hay otras medidas que deberán adoptarse, pero llegarán de manera natural y serán adoptadas con lógica y sin traumas por un país que ya habrá enderezado el rumbo y se ha librado del lastre y de la suciedad política que le impedían afrontar el futuro y vivir dignamente, como una nación de hombres y mujeres libres.

(Estas medidas y otras muchas, necesarias para desintoxicar y adecentar España, están descritas en mi libro Democracia severa, recién publicado por Tecnos).

- -
Lunes, 7 de Diciembre 2015
Artículo leído 3594 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 06/12/2015 12:23


Es que eso que dice ya estaba cuando la transición y lo primero que hicieron fue decirnos que había que aumentar el personal de la Administración porque en Europa había más gente trabajando para el Estado. Y luego continuaron haciendo todo eso que dice que hay que quitar.

Lo que no llego a entender es la manía de todo el mundo en quitar las diputaciones. O bien es una consigna para desviar la atención o es una propuesta buenista hecha por gente de ciudad que no tiene ni idea de como funcionan los pueblos pequeños.

En España han funcionado las diputaciones desde hace, al menos dos siglos y han funcionado bien. Estaban en la posguerra y salimos del hambre y mira que casualidad que ahora con las autonosuyas, estorban.

Lo que realmente entorpece el funcionamiento del Estado es el disparate autonómico. Las autonomías son pozos sin fondo que hacen leyes contradictorias con lo que rompen la unidad de mercado, aparte de crear enfrentamientos innecesarios entre las gentes de una y otra.

Un país grande, como USA, tiene que tener un cierto grado de descentralización, de hecho se creó un país descentralizado en una época en que las comunicaciones eran difíciles. Una ley del gobierno podía tardar dos meses en ser conocida en la costa del Pacífico. Y a pesar de eso, los estados son grandes comparados con los países europeos. California es mucho más grande y tiene los mismos habitantes que España y es una unidad administrativa.

Un país pequeño como España no necesita ninguna región autónoma, eso provoca un despilfarro y unas tensiones políticas innecesarias. Pero la consigna es que estorban las diputaciones.

Y por supuesto, una vez eliminada la corrupción en la política hay que convencer a los ciudadanos que la honradez es la norma, porque tras tanto tiempo de choriceo, los ciudadanos perciben que este es el estado natural de la sociedad.


2.Publicado por Miguel Nerja el 06/12/2015 19:15
Totalmente de acuerdo Sr Vanlop:
La Diputación Provincial como órgano de gobierno provincial existe desde 1836 y siempre han funcionado muy bien; como dice, parece una consigna, ignoro los motivos, solo le puedo decir que el único partido que pretende eliminar las "autonomías" - que son un verdadero cáncer- y mantener las Diputaciones es VOX

3.Publicado por SALVADOR el 06/12/2015 19:53
Todas esas medidas que ud. propone para regenerar la Democracia se resumen en dos: 1ª Separación de poderes en origen. Con elecciones separadas para Presidente de Gobierno y para Diputados, por mayoria absoluta a doble vuelta.El Poder Judicial se elige independientemente por los personas que se dedican a la justicia.
2ª Representación de los ciudadanos, en elecciones por distritos uninominales , con mandato imperativo de los ciudadanos no del partido.
Fuera la financiación de los partidos, de la patronal y de los sindicatos.Fuera autonomias, Diputaciones fuera, fuera los miembros del gobierno del Parlamento.
El problema es todo el sistema y este empezó con el fallido golpe de estado .

4.Publicado por Alex el 14/12/2015 20:36
Madre de Dios. Que no es tan dificil deshacerse de los politicos y de el gobierno, simplemente tenemos que detener su apoyo economico. Que quiero decir con esto?
PARAD DE PAGAR IMPUESTOS DE UNA VEZ POR TODAS!! CONFORMANDOSE Y PAGANDO IMPUESTOS ES COMO UNO LE DA SU PODER A LOS CORRUPTOS POLITICOS. Despertad.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros