Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Acostumbrado a nadar en la opulencia, el Estado español no sabe adaptarse a la crisis


Nota



Acostumbrado a nadar en la opulencia, el Estado español no sabe adaptarse a la crisis
El Estado español actual, acostumbrado a nadar en la opulencia, ha crecido desordenadamente y se ha hecho tan derrochador y manirroto que ahora es incapaz de adaptarse a la crisis. Receptora de decenas de millones de turistas, España ha sido en los últimos años un paraíso del consumo capaz de llenar las arcas del Estado con impuestos directos e indirectos. Cada vez que un español o un extranjero llenaba el depósito de su coche o tomaba unas cervezas, nutría las ricas arcas del Estado. Ahora, cuando la crisis ha limitado el consumo y los ingresos públicos, el Estado español, enfermo, obeso y caprichoso, se muestra incapaz de adaptarse a la crisis y de someterse a la severa dieta de adelgazamiento que le recomiendan los expertos.

Para los desgraciados ciudadanos de España, el Estado no sólo es ya, como ha quedado demostrado por la Historia, el mayor estafador, el más violento asesino y el peor enemigo de la libertad, sino también el más grande obstáculo para la prosperidad y el bienestar.

El Estado español se ha convertido en un monstruo descontrolado que se ha multiplicado sin freno, como las células cancerosas. Además de los 17 gobiernos autonómicos, España cuenta con 50 gobiernos provinciales, plasmados en otras tantas diputaciones, auténticos minigobiernos repartidores de presupuestos, de ayuntamientos que se han acostumbrado a vivir en la opulencia gracias al "boom" del ladrillo, algunos de los cuales tienen más funcionarios en activo que Felipe II en todo su imperio, donde "nunca se ponía el sol". Si a esa administración víctima de elefantiasis se agregan los enchufados del poder, los asesores, los dedocrizados, los baneficiados por los partidos y otros especímenes de la fauna pública española hipertrofiada, resulta evidente que España posee un Estado tan desproporcionado, obeso e inútil que puede llevarle hasta la ruina a velocidad de vértigo.

El presidente y los consejeros de Castilla la Mancha se duplican sus sueldos; los parlamentarios andaluces quieren otra subida y los políticos, en otras regiones, se sienten tan seguros ante el inerme e indignado ciudadano que no dudan en subirse los sueldos a pesar de que la crisis hace estratgos en las familias españolas y de que sus ingresos suelen ser entre 10 y 18 veces el salario medio de los españoles .

Esos gestores del Estado, poco sensibles al sufrimiento ajeno, acostumbrados a la opulencia, presos de sus compromisos y chanchullos políticos y habituados a ganar poder repartiendo dinero, son incapaces de ser austeros, adelgazar y adaptarse a una crisis que reclama ahorro y control férreo del gasto público. El Estado enfermo de España se niega a apretarse el cinturón como están haciendo millones de familias y prefiere seguir gastando y endeudarse para no perder poder, una actitud irresponsable que debería tener consecuencias penales y que puede llevar a la nación hasta la más severa quiebra.

Muchos expertos se atreven ya a afirmar que ocho de cada diez ayuntamientos españoles deberían declararse en quiebra técnica, pero no se atreven a hacerlo porque sus alcaldes y concejales, autodotados de sueldos y privilegios dignos de sátrapas, no quieren perder estatus ni votos.

En los gobiernos autonómicos, la situación no es mejor. La arrogancia y la voracidad han llevado a muchos de esos gobiernos a convertirse en fábricas de funcionarios y de cargos públicos. Son gobiernos despilfarradores que crecen como el cáncer, incapaces de crear riqueza, expertos en hostigar al tejido empresarial con impuestos y burocracia.

El gobierno central, con más margen de maniobra, ha decidido endeudarse, de manera irresponsable, para seguir gastando y nadando en la opulencia acostumbrada, sin importarle que esa opción hipoteque el futuro de la nación y nos acerque a la ruina.

Tras haber hecho como la cigarra de la fábula en los últimos años, gastar alegremente sin ahorrar para los tiempos difíciles, nuestros políticos en el poder se encuentran ahora frente a dramas que no saben como afrontar: ¿De donde sacará el dinero el Estado para seguir gastando como manirroto irresponsable? ¿Cómo pagará unas deudas que el sistema financiero internacional comienza ya a mirar con inquietud?

La única respuesta que se percibe al drama del Estado español, enfermo hasta la médula de obesidad mórbida y víctima de todos los "tics" del nuevo rico, es negar la crisis y asegurar sin prueba alguna, como hace el presidente Zapatero casi a diario, que España resistirá el drama mejor que sus vecinos y que pronto todo volverá a ser color de rosa.

¿Que hemos hecho los pacíficos e ilusos ciudadanos españoles para merecer una casta dirigente tan inútil e inepta?

Algo muy grave hemos debido hacer para tener lo que tenemos. Por lo menos hemos tolerado como cobardes que nuestros políticos, que son nuestros empleados en democracia, hayan acumulado un poder tan grande que hoy el ciudadano, que es el dueño teórico del sistema democrático, ni siquiera puede reprocharles su ineptitud o destituirlos.



   
Domingo, 31 de Agosto 2008
Artículo leído 1450 veces




Comentarios:

1.Publicado por J. el 01/09/2008 13:23
En coherencia con el magnífico escrito, resta el derrocamiento del actual Estado y la erección de uno nuevo protagonizado por sus ciudadanos. Es lo que se llama en la Historia una Revolución, aunque todavía no se vean los revolucionarios, ya saldrán.

Por cierto, lo primero la Monarquía, su abolición.
Pedro J. ayer en el Mundo se pasó dos páginas hablando de cortar cabezas y cosas revolucionarias del pasado.

No hace falta que nadie nos asuste, ya estamos asustados. Pero la solución al problema planteado no puede ser más que la aludida, ante la que cabe una alternativa inimaginable: la ESCLAVITUD. Aún así, deberían dar de comer a los esclavos y eso es lo que no garantizan estos ladrones sobrevenidos; los ciudadanos no los hemos elegido ni traidos, se han impuesto por sus propios medios, delitos y mentiras.

Así pues VIVA LA REPÚBLICA ROJIGUALDA, grito de guerra inmediato en la Nación.

2.Publicado por Ligur el 01/09/2008 14:18


Y AHORA EL PARO

Hasta ahora solo hemos necesitado rascarnos algo más el bolsillo, buscar ahorrillos olvidados, acortar vacaciones, tirar con los mismos zapatos, empezar a comprar con el antiguo “Déme cuarto y mitad de cuarto” en lugar del alegre “medio kilo” que nos daba prestigio ante carnicero y oyentes. Vamos, que el cinturón ya lo estamos ajustando.

Pero lo que tenemos encima es que, de inmediato, no habrá una familia sin algún miembro en el paro. Y esto, estimados lectores, no se soluciona rascándose el bolsillo, simplemente porque serán muchos bolsillos vacíos, muchas familias sin ingresos y sin posibilidad de pagar las deudas en forma de hipotecas, préstamos.

2008 y 2009 serán años donde economistas sin “Camiseta política”deben tomar las riendas y a través de prensa, webs especializadas informar al ciudadano lo que ocurre y las medidas que deben tomarse. Recomiendo comprar o visitar periódicos especializados en economía, fáciles de leer y en pocos días cualquiera se pone al día con siglas y términos del ramo.

Ligur

3.Publicado por Un Culé el 01/09/2008 14:26
Yo no sé cual es la solución, pero hay in hecho cierto "los politicos no la conocen o no la quieren poner en marcha.

La profesión de político, en nuestra piel de toro (no me atrevo a decir España para que nadie se moleste) es la mejor pagada, no es necesario opositar ni haber estudiado carreras.

Basta sólo con ser un buen charlatan (que no es lo mismo que vendedor) ser servil y fiel y, un día u otro llega la recompensa bien sea de asesor, director, secretario, consejero, ministro, etc. etc.

Hay quien habla de que en la monarquía se suceden de padres a hijos sin haber demostrado valía. Eso es una sola familia de la que no quiero opinar ahora, pero en los partidos políticos se hace de la misma forma, aún cuando algunos lo disfracen de elecciones democráticas.

Hay muchas formas de presionar y pactar prevendas para conseguir el voto y si no que les pregunten a los Sres. Zapatero y Rajoy porqué estan donde estan ¿Por unas elecciones libres? o bien por presiones, pactos, concesiones, etc. etc. que, después, a veces no se cumplen, no por ganas sino porque son imposibles y para ejemplo baste la financiación de Cataluña. Ya pueden disfrazarlo como quieran pero no podrán cumplir el pacto de financiación. Zapatero ya está en la Moncloa y, a otros, les tocará aguantar el tirón.

Es tal la voracidad de los políticos que no hacen nada para que bajen los carburantes cuando baja el precio del crudo y, ¿saben porqué? porque a ellos les baja la recaudación de impuestos.

Quieren otro ejemplo, tráfico. Cuando nos contarán la realidad de los resultados de los puntos?. Los políticos dan su versión y, la prensa (para conseguir ingresos por publicidad estatal) les sigue la corriente, a pesar de que, todos, absolutamente todos estamos convencidos de que las medidas son recaudatorias. El afán por conseguir dinero hace que nadíe (ninguna autoridad con capacidad recaudatoria)levante la voz.

Algún día habrá un político tan valiente como para publicar el coste real de cada uno de esos esforzados (políticos) servidores de la patria?. El coste que suponen los políticos, seguro que se lleva la parte del leon.

Cuando seran capaces de limitar el tiempo de mandato para conseguir que la política no sea una profesión?

Para cuando listas abiertas?

Etc. etc. NUNCA JAMÁS ... ... ...

4.Publicado por Ama Rosa el 01/09/2008 15:47
Ay Sr. Ligur ¡cómo ha cambiado Ud. para bien!. Hace unos meses todavía confiaba en los enemigos de C's o en Diosa Díez, cuando para entonces la teoría política ya había despejado las incógnitas y se sabía que eso no operaría en la CANCHA CORRUPTA.

Bienvenido a la realidad, como tantos millones de españoles. Y es que la cabeza es mucho menos "provechosa" cuando los bolsillos están llenos, en cambio cuando el vacío los ocupa, se agudiza el ingenio y se aclara la visión.

Permita mi versión "cuarto y mitad" , la adición "de cuarto" no la recuerdo.

En cuanto al tema que nos ocupa, campaña inmediata para dejar de pagarle a un Estado que no es el nuestro, que nos perjudica, nos roba, nos oprime y además es ILEGAL.

BASTA DE SOSTENER CON NUESTRO DINERO AL ESTADO ASESINO.

Esto hay que tomarlo como una INVASIÓN DEL ENEMIGO. una versión similar a la invasión Napoleónica, donde todo el poder político oficial SE QUITÓ DEL MEDIO, siendo los ciudadanos mondos y lirondos los que hicieron frente al invasor, y sólo más tarde, cuando los poderosos vieron el patio, es cuando se apropiaron de las victorias. Para entonces nuestros bisabuelos habían puesto la sangre, mientras los listos se escondían para más tarde recoger los frutos.

Ahora estamos en otro siglo, aunque tendremos parejo drama, pero vayamos por partes.

En la medida que los ciudadanos no tienen a NADIE que los represente políticamente, no podemos señalar soluciones acabadas de momento, lo haremos conforme vayan apareciendo organizaciones con caras y ojos, bien políticas, bien de base como las Juntas.

De momento hay que propagar la idea de la abolición de este régimen inservible, movilizarse y expulsarlo. Aparecerá la República que debe ser de los Ciudadanos españoles, nada de continuación con otras ni federales como dicen los ilusos, República a PELO, con nuestra actual bandera y nuestro actual Himno que se deberá denominar REPUBLICANO.

Lo demás, lo iremos discutiendo entre todos, menos como es lógico NO con los actuales políticos que deberán acabar en la cárcel o el exilio por elemental JUSTICIA.

Señores, no hay otra salida y además, al final, daremos al mundo un ejemplo de ESPAÑOLIDAD.



5.Publicado por Orlando el 01/09/2008 16:03
No al pago de las hipotecas.

La casa para quién la tiene. Que el Gobierno PROVISIONAL o el REPUBLICANO dicte decisiones al respecto.

No tendremos trabajo, no tendremos medios de vida, pero viviremos donde estamos sin que los bancos se lo apropien y nos dejen en la calle como a los yanquis, que ya empiezan a vivir en tiendas de campaña alrededor de las ciudades, por ejemplo en Chicago.

La revolución hay que afrontarla como viene, de cara, y acabar con tanto ratero de nuestros sudores, derechos y PROPIEDADES POLÍTICAS.

ABAJO LA MONARQUIA

6.Publicado por berenger el 01/09/2008 16:21
con perdon, pero lo tengo que decir: el ciudadano se ha comportado exactamente igual que el estado. se ha endeudado hasta las cejas por coches demasiado grandes y segundas residencias innecesarias. ha trabajado lo justo, como un burro: sin pensar en construir nada. ha actuado igual que el estado, que ha recibido felizmente los dineros de fuera sin hacer las inversiones necesarias en i+d e infraestructuras.

en españa, como no podria ser de otra manera y como pasa tambien en otros paises, el estado es la imagen fiel de sus ciudadanos.

me parece muy bien la critica del gobierno/estado desde el punto de vista del ciudadano teorico. pero en la practica me pareceria mas justo que los que levanten tal critica sean solo aquellos que hagan bien su trabajo, que muestren iniciativa y empeño, que no se vayan a casa antes de atar todos los cabos, en vez de vivir las ocho horas diarias lo mas indoloramente posible. que den ejemplo, para merecerse un cambio. a ver cuantos quedarian.

cuando quereis establecer una dicotomia, y hasta un confrontacion ciudadano/estado vais a quedar siempre en ridiculo mientras que el ciudadano no acepte su parte de la responsabilidad.

7.Publicado por Ligur el 01/09/2008 16:45


Señora Ama Rosa

Desde hace meses vengo anunciando que la economía sería el tema de otoño.
Publiqué todas las veces que me permitieron, no pocas, que nos ocultaban con la colaboración de la prensa, la pura y simple realidad, la crisis que desde otoño 2007 daba zarpazos en el mundo. El gran circo de las elecciones, ensayo general de la cobertura de los JJ.OO. orientó todos sus focos a los componentes del bipartidismo.

Me decanté por UPyD, expecificando que era un voto de confianza por cuatro años. Hace tres días publiqué que en Galicia, UPyD puede hacer un buen papel y evitar que Galicia vuelva al aldeanismo. Es decir, no creo que en ningún momento yo haya cambiado de parecer, que no quiere decir que si fuese necesario no la haría.

UPyD no me ha desilusionado, sigue levantado astillas en el Congreso y hablando muy claro. Ahora bien, repito, es hora de la economía y no de los debates políticos sobre ideologías. Los políticos saben que cuando la bolsa del ciudadano no suena es peligroso seguir filosofando y decirse “piropos o salivazos” en el Congreso. El tiempo de chistes malos, de ocurrencias sin gracias ha pasado.

Igualmente, mis escritos serán más realistas, la situación es seria y no me queda humor para enzarzarme en “tu dijiste, yo dije. Señora Ama Rosa, no he cambiado, sigo dando mi confianza a UPyD. Efectivamente hay un cambio muy claro: La economía dominará los debates durante un año y los chismes y cotilleos de políticos de ocasión dejarán de tener importancia alguna.

En lo de “Cuarto y mitad” tiene toda la razón. Gracias por comentar mi inserción.

Ligur

8.Publicado por Ego el 01/09/2008 20:13
Debate tan interesante como necesario, tema que debería copar los telediarios en lugar del hijo pródigo del fútbol que vuelve en septiembre para ocupar porcentajes escandalosos de tiempo.

¨Y sin embargo la gran masa sigue ajena de forma consciente o inconsciente.

Cierto que tenemos el gobierno que nos merecemos: lo hemos votado con la si, insuficiente actividad democrática que nos dejan cada 4 años. O mejor que han votado: no pagan justos por pecadores? Y si la mayoría se equivoca?

En cuanto a la autocrítica del ciudadano real de hacer bien su trabajo y de cuantos quedaría acordes con la descripción que hace el señor berenguer : "que den ejemplo, para merecerse un cambio. a ver cuantos quedarian. " Me atrevo a responder: menos de la mitad. Los grandes defectos del pueblo español: Egoísmo y Pereza, unidos a la más que frecuente Incultura, dan para lo que todos sabemos.

9.Publicado por Ama Rosa el 01/09/2008 22:31
Sr. Ligur:

El agua no tiene nada que ver con el viento y sin embargo el huracán Gustav, combinando ambos elementos, está haciendo mucho daño.
Tal ocurre en Ex-paña. Aunque la política y la economía sean disciplinas distintas, no sólo existen vasos comunicantes, también conviven la "Economía Política" y la "Política Económica".

Digo esto subrayando que el tema es más complejo para despacharlo de modo simple. Y precisamente en nuestro país se ha juntado el hambre con las ganas de comer, nunca mejor dicho si adjetivamos hambre política y ganas de comer bíblica o física, que es lo mismo.

De manera que aparcar la política para centrarse en la economía, sólo tiene sentido si es relativo a la ausencia de "partidos" políticos que defienda los intereses de los españoles, lo que es rigurosamente cierto, pero carece de él en cuanto a que la solución de nuestra desgraciada tesitura sólo puede venir de la política, en modo alguno de la economía, eso es un disparate si me permite.

La prueba de que Ud. no acaba de acordar el sentido último del escrito que da pie a este intercambio, es que sigue "confiando" en Rosa Diez, que supongo equivalente a su equipo logístico al que llaman UPyD. Eso Sr. mío es algo completamente superfluo en mi opinión, en el entendido que se trata de confianza política y no personal, porque entonces es que hablamos de una cosa diferente y en el reino de las relaciones personales, que no haría al caso.

Rosa Diez es ESTADO actual, en su faceta de oposición oficial política y en su condición de diputada, ambos atributos completamente negados como válidos por la opinión del articulista, incluso lo adscribe como origen maligno de la situación, en lo que coincido plenamente.

Reforzando esa posición, recordemos la inutilidad de su papel en el Parlamento al margen de unos discursos donde ha contado cosas conocidas por los españoles sin necesidad de que se hubieran dicho ahí, aunque reconozco ese mérito de hacerlo en micrófonos oficiales y en medio de unos señores que son auténticos parásitos nacionales, ocupadores de sillones donde teóricamente reside la Soberanía Nacional, cuando ni siquiera ahí se decide el gasto del Estado, que como todo el mundo sabe se realiza en despachos e incluso hoteles, por unos partidos o enviados de gobiernos separatistas regionales, también, ¡cómo no!, componentes de nuestro actual Estado.

Pero si eso fuera poco, la señora Diez calla la boca ante los desmanes que ocurren o bien se dedica a votar con diputados propuestas "quitacrucifijos", en una alarde del cinismo en el que vivimos, cuando nuestro voto no lo pidió para esos menesteres.

Sus últimas declaraciones además, cuentan la necesidad de reforzar el "Estado", prueba definitiva de que esa posición no tiene nada que ver con los intereses de los españoles como deja claro el artículo capital.

Finalmente, ¿para qué ha servido el escaño de esa señora?. Peor ¿Para qué ha servido y sirven las elecciones en la actual situación? Pésimo ¿Para qué nos sirven los actuales partidos sino para apuntalar "SU" Estado?.

La cosa es muy sencilla, el Estado ha devenido en enemigo Nacional y hay que derrocarlo, y todo lo que no sea eso es una posición de reforzar al enemigo. Por supuesto cada cual es libre de adoptar su posición al respecto, pero me temo que en los próximos meses vamos a ver que una parte serán millones y la otra muchísimos menos.

Respecto de las responsabilidades aún siendo todos los españoles vagos y maleantes, mil veces son más responsables quienes viven de ellos incumpliendo sus cometidos, traicionando y robando a la Nación, y exponiendo ante el orbe su sinvergonzonería, vagancia y delincuencia.

Precisamente estamos así, por mor de los políticos, exclusivamente por ellos. El truco de "¡no haberlos votados!" es sencillamente el que se haya caído en la trampa de unos felones, porque piden el voto para hacer una cosa y luego hacen lo contrario.

Buenas noches.

10.Publicado por Balalaika Rusa el 02/09/2008 02:55

En lo poco que llevamos de milenio, varias revoluciones, llamadas las Revoluciones de colores han tenido lugar en países de la antigua órbita soviética. La Revolución de las Rosas en Georgia, la Revolución Naranja en Ucrania, la Revolución de los tulipanes en Kirguistán, etc. Todas ellas han surgido como consecuencia de la sed de democracia, el hartazgo ante la corrupción, prácticas dictatoriales ó autoritarias por parte de la clase política que tenía el pueblo de estas distintas naciones. Pueblos, pisoteados durante decenios, que por fin se levantan y claman por lo que es suyo, por lo que les corresponde, claman por el poder de gobernar entre todos su destino, claman por la libertad, por la justicia, por Montesquieu, por sus derechos, en definitiva, claman por su dignidad.

Dando un salto de varios miles de kilómetros hacia el oeste, que no hacia "occidente" ¿qué nos encontramos en España? Esto es el polo norte, aquí no se mueve un alma, como dijo cierta persona de cuyo nombre no quiero acordarme, "el que se mueve no sale en la foto", aquí todos bien juntitos y apretaditos los unos con los otros que fuera hace mucho frío. Esto es un país chufla, donde hasta el más tonto hace relojes de corcho y le funcionan en cuanto a vivir del cuento y a costa de los demás se refiere, y mientras tanto los borregos aplauden con las orejas el invento del tebeo que tenemos aquí montado.

En 1789 los franceses le cortaron la cabeza a más de uno, incluyendo su rey, en pos de la Liberté, Égalité, Fraternité, ¿por qué los españoles no somos capaces de hacer "lo mismo" con nuestros traidores patrios? En cualquier país civilizado y democrático los traidores a la nación serían juzgados y encarcelados, en España esos mismos traidores son aplaudidos por las masas enfervorecidas y hambrientas de pan y circo. Ergo no somos un país civilizado ni democrático.

Desde el primero hasta el último de estos traidores habrían de ser apartados del poder, empezando por el Rey, traidor máximo a la nación, el cuál permite toda clase de aberraciones y delitos aún a sabiendas de que se están cometiendos. El presidente del gobierno y sus ministros, traidores por engañar, manipular y denigrar a la nación y sus símbolos, traidores por venderse a ETA, traidores por engullir a la justicia independiente y matar a Montesquieu, traidores por tantas cosas que ocuparíamos cientos de artículos sólamente centrados en ellos. La oposición del arco parlamentario entera, por permitir y ser cómplices en muchos casos de cuantos atracos a mano armada se producen en sede parlamentaria, en la casa de todos los españoles. Las comunidades autónomas, reinos de taifas encargados de aumentar sus cotas de poder y financiación con el único objetivo de dedocratizar a más colegas y amigotes en la administración pública dispuestos a ser untados por los mantequeros (dícese de las personas que ponen manteca a los altos cargos públicos susceptibles de ser untados). Las diputaciones y ayuntamientos, también cómplices y culpables de los mismos cargos que el resto de los presentes en esta negra lista. Tomando el acertijo de Pérez Reverte en su Carta esférica, "en la isla no quedan caballeros, todos mienten". Todos son traidores por naturaleza.

En este país, desde 1808 nadie ha sido capaz de moverse por la libertad y la democracia, nadie ha clamado por España, nadie se ha levantado y nadie ha gritado. No podemos esperar otra cosa que tener lo que tenemos por no saber luchar por lo que queremos. Es hora ya de decir basta, es hora de cambiar las cosas, es hora de despertar las masas y decir aquí estamos. Plantarnos en su cara y decirles que no los aguantamos más, hace falta una revolución, hace falta levantarse siguiendo el ejemplo de otras naciones orientales y no sólo pedir, sino luchar hasta conseguir. Hoy más que nunca se necesita la Revolución Republicana Rojigualda.

Bonito nombre de no saber que jamás pasará esto, que seguiremos como siempre, que aquí no passssssa na, que la crisis pasará, unos vendrán otros se irán... y la cosa seguirá igual. Hala, con su pan se lo coman.

http://akialalab.blogspot.com/

11.Publicado por Balalaika Rusa el 02/09/2008 03:03
Señor Rubiales,

quiero primeramente, felicitarle por su magnifico blog y también decirle que estoy casi totalmente de acuerdo con usted, excepto en una única cosa. Usted cree que todavía esto tiene solución, no sabemos cual, pero la tiene, al igual que pensaban muchos ex-C's y por lo visto veo que ahora también upederos, con sus respectivos partidos cuando estaban enfermos de la misma bateria ó virus que corroe todas las instituciones y sociedad nacional.

Esto ya no tiene cura, el estado actual, todas sus ramificaciones, administraciones y corporaciones son enfermos terminales que están esperando que alguien (que ojalá sea la nación española y no los enemigos de esta, llámese Carod Rovira, Ibarreche ó cualquier personaje de esta clase) desconecte la máquina y certifique su hora de defunción.

Es este el momento que tanto esperamos los demócratas de verdad para poder constituir una verdadera democracia en la que la soberanía resida en la nación y no en los nacionalistas y los partidos. Para eso hace falta una nueva constitución, y eso sí, el Borbón fuera.

Reciba un cordial saludo de una Balalaika Rusa.

12.Publicado por Sito el 02/09/2008 12:13

El debate hace luz.

La Revolución, como la tormenta, no las convoca nadie, tiene sus propios criterios, formas, tiempos, gustos y leyes, es independiente de voluntades particulares o colectivas. Suceden cuando una sociedad dada agota toda otra fórmula en el arreglo de sus problemas, cuando no hay más remedio, cuando lo demás no sirve; es el último y definitivo recurso.

Eso no obvia, lógicamente, la intervención de las personas en sus acontecimientos, ayudándola u oponiéndose, alentándola o frenándola, como en cualquier otro proceso humano que les afecte.

En España estamos en ese plano revolucionario por la simple razón de que los que mandan no pueden hacer otra cosa que lo que llevan haciendo durante años y particularmente en los últimos, que es decir seguir con sus labores dañinas causantes de la desastrosa situación hispana y atrayendo aún más la cercanía del viniente torbellino.

El hecho de que en apariencia no parezca tal cosa, no viene sino a demostrar como otras veces al menos dos: la ignorancia social general acerca de estas cuestiones y un ejemplo más de que la revolución, sin avisar, viene a arreglar lo que en su ausencia no tienen arreglo.

Los empresarios españoles no tienen nada que temer, el Gobierno Republicano Rojigualdo no tocará más que las propiedades indispensables para la Nación, el mercado seguirá su curso porque no estamos en la fase de hace un siglo, sino en otra donde España enseñará al mundo cómo se hacen las cosas sin necesidad de dictadura. Tendremos la más amplia Libertad conocida por la Humanidad, que pa eso somos así.

Que tiemblen los malditos dictadores desgobernantes actuales.







Tectónica Política


Los terremotos no son movimientos espontáneos y menos aún casuales, constituyen la culminación de una secuencia en la que sucesivas acumulaciones de fuerzas resuelven bruscamente sus tensiones. Es un proceso regular, que salta de la cantidad a la calidad en su momento estelar, pero que viene gestándose con anterioridad en el subsuelo y sin esos antecedentes subterráneos no aparecería en la superficie terrestre.

Sirva el símil para explicar el momento histórico español. Sin preparativos anteriores no se habría llegado a la actual situación. No se puede afirmar que se trate de un proceso necesariamente calculado, sino constatar que el camino cubierto desde la transición conducía inevitablemente al lugar donde estamos, ese lugar donde castas políticas y sociales de las regiones españolas actúan en defensa de sus propios intereses, desposeen a los órganos estatales constitucionales de capacidad gubernativa y anulan la eficacia de partidos nacionales, incluso cuestionan la existencia útil de los mismos.

La secuencia política española ha venido desarrollándose mediante el efecto "tijeras", según el cual la necesidad de gobernación única para resolver los problemas de una sociedad moderna, se ha visto combatida y frustrada por decisiones parciales, fragmentadas, egoístas, enfrentadas al bien nacional, y cuya raíz reside en una arquitectura autonómica pervertida por el desarrollo y afianzamiento de intereses elitistas. En una reedición de nuevo caciquismo, España se ha convertido en un mosaico de reinos sin coronas.

Es el Estado, el régimen y el “sistema democrático” español quien ha permitido e impulsado este devenir y eso concentra en su ser (o no ser, o ser policéntrico) todo el actual problema nacional, su responsabilidad e inutilidad como máximo instrumento del poder nacional, en una palabra: la cuestión del Estado está a la orden del día en España

Y cuando en una nación se cuestiona la utilidad estatal, esa nación está en trance de resolver su propia permanencia y en consecuencia, en la necesidad de solucionar el carácter de su estado como requisito previo a cualquier otra consideración. Nuevamente se abre en España una etapa constituyente, cerrando el capítulo de la transición a la democracia al mismo tiempo que cerrará civilizatoriamente un trabajo de siglos sin resolver como Dios manda hasta hoy.

El Estado

D. Quijote explicó que en la oficina del estómago se fragua la salud del cuerpo, del mismo modo, la fortaleza del Estado mide el vigor civilizatorio de una nación. Pero en la España moderna el Estado nunca estuvo a la altura de su tiempo, jamás en esa historia logró con suficiencia aquel grado de utilidad que hace siglos conquistaron países más avanzados.

Siendo el Estado una construcción histórica, su origen y mantenimiento remite a la voluntad política de los dueños reales de una nación; esa clase dominante que existe en todo tiempo y lugar, debe aglutinar elementos e intereses en un todo único y capaz de actuar al unísono en la sociedad a la que dominan mediante esa organización política y todo su acompañamiento constitucional que llamamos Estado.

Y está en ese desacuerdo, casi genético, de las clases dominantes españolas, la raíz de nuestra actual descomposición política y la perniciosa debilidad de un aparato de estado jironado por unos y otros en pos de sus particulares cálculos.

Pero ni la historia ni la civilización perdonan a los que no están ni han estado a la altura de su misión y por tanto es razonable pensar que la sociedad española no detendrá su camino porque unos irresponsables inútiles a su papel, se muestren incapaces de resolver lo que tan urgentemente necesita la nación: orden político-constitucional efectivo y funcionamiento racional de la vida pública.

Las ideas y los partidos

En ese punto del desacuerdo dominante residen los movimientos telúricos en la política española. Son los hechos, y no las ideas, los que condicionan la lógica de este desarrollo nacional. Las ideas generales y oficiales no hacen más que tratar de reflejar esos hechos pero ni mucho menos los presuponen ni los describen; al contrario, esas ideas tienden a ocultar la afluencia y las consecuencias de esos mismos hechos: esos discursos son efectos interesados y no causas científicas.

Sólo ideas crecientemente hegemónicas, pueden describir y explicar el curso de esta panorámica real. Esas ideas “extrañas” hasta hace poco y prendiendo paulatinamente en la población, serán las que se impongan en la sociedad porque son las que corresponden a los hechos que narran, las que dotan de realismo cuanto ocurre, al tiempo que la lucha de ideas y de partidos políticos son estériles , ecos cansinos, patrañas conocidas, resonancias en la superficie del proceso molecular a punto de cristalizar producido en la sima social.

La insistencia de adscripciones a la izquierda o la derecha, la reducción del problema nacional a un asunto de votos, las elecciones generales en un marco de reglas de juego inservibles, los presupuestos generales en una tesitura donde las taifas son decisivas al respecto, son teoría y posiciones políticas fuera del contexto que los hechos esculpen, están superadas por los acontecimientos, obedecen a una inercia que está a punto de detenerse y suponen hoy un lastre intelectual para solventar tan grave crisis. Toda estrategia que no contemple el advenimiento de una Asamblea Popular Constituyente sucumbirá en la vorágine de los acontecimientos venideros.

El correcto ajuste entre práctica, teoría y fiel representación política es inevitable, así como el correspondiente terremoto que lo haga posible. Falta por saber grado y fecha de ese acontecimiento histórico en España, pero se abrirán paso letreros tan sencillos como: frente a la dispersión, unidad nacional, frente a las dictaduras regionales, democracia, frente a la arbitrariedad, Constitución, frente al delito político, justicia ejemplar.

Divisas aún no conseguidas en plenitud por los españoles y que son imprescindibles para completar la esencia de una nación moderna, europea, en el siglo XXI.

http://marcapola123.blogspot.com/2007/08/tectnica-poltica.html



13.Publicado por Sito el 02/09/2008 12:25

El artículo "Tectónica política" fue publicado hace un año, el 27-8-2007, desde entonces la "tectónica" acumula mayor tensión y la "política" no ha hecho más que pudrirse llevando su olor al último rincón de nuestra Patria.

14.Publicado por Balalaika Rusa el 02/09/2008 15:49
Sr. Sito,

en efecto, la revolución no es cuestión de poner la hora H y el dia D para hacerla, pero ello no quita obviamente para que no podamos intervenir en ella. Hace falta esa masa crítica fundamental para que tenga lugar la reacción en cadena que tanto esperamos, hay falta de conciencia todavía.

Llegados a este punto, tenemos que tener mucho cuidado de adelantarnos a los acontecimientos y tomar parte en la dirección de los mismos. Si son los acontecimientos u otros los que se adelantan a nosotros, puede volver a pasar lo mismo que ocurrió en Alemania en 1933. Somos los demócratas, que no los dedócratas, los que tenemos que hacer avanzar todo este proceso. Lamentablemente desde internet no se puede hacer todo, excepto quizás sumar adeptos a la causa. Es por esto por lo que tenemos que tomar la calle, salir fuera de nuestros blogs, pequeños botes salvavidas en este océano totalitario, desembarcar en tierra, llegar donde está toda la masa inconsciente de la nación y hacerla cruzar el mar Rojo del totalitarismo, como hizo Moisés, camino de la verdadera democracia.

Si estamos dispuestos todos a ello, al menos en mí, encontrareis un aguerrido luchador dispuesto a darlo todo.

15.Publicado por .. el 02/09/2008 22:36
LA EX-PAÑA DE LOS CACIQUES

www.tercerarepublica.org





Redacción.- Tanto el Partido Socialista de Cataluña (PSC) como Convergencia Democrática (CDC) consideran necesarias unas elecciones catalanas anticipadas a finales de la primavera próxima. Sus principales dirigentes han llegado al convencimiento de que un gobierno de coalición entre ambas fuerzas -la llamada “sociovergencia”- es la única solución para remontar el fiasco que ha representado el Tripartito. También convienen en que la Generalidad debe ser presidida por la fuerza más votada. Y en este momento algunas encuestas indican que CDC obtendría de nuevo más votos que el PSC.

Ocurre también que, mientras se aproxima el momento en que el Tribunal Constitucional ratificará la “nación catalana”, erigida contra España, resulta que Zapatero, acorralado por la crisis económica, no ha cumplido a tiempo sus promesas de financiación incorporadas al Estatut. Como siempre, ha encargado a Solbes guisar una componenda.

Estos hechos han obligado a Montilla a fingir un forcejeo con Zapatero, a escenificar posiciones “duras” respecto del Estatuto y la financiación, para favorecer los intereses electorales del PSC frente a los de CDC. La posibilidad de que el PSC vote contra los Presupuestos del Estado del Gobierno ha sido desde el principio un gesto teatral. Y ahora ya no es siquiera tema de comentario.

Poco nos importan los resultados de los enjuagues de otoño y la cantidad de prebendas que, quizá con algunos recortes, arrancarán los mandamases catalanistas. Lo que nos importa es destacar que cualquier comparación de España con un Estado nacional moderno pertenece al reino de lo imaginario. España está corroída de la cabeza a los pies por una gangrena confederalizante, de signo neofeudalm incubada por la constitución de 1978. Es únicamente un solar donde compite una recua de caquiques con la aquiescencia y protección del Cacique Mayor residente en la Zarzuela y la dirección ejecutiva, gerencial, de la Moncloa.

En algunos de esos feudos carroñean los llamados “nacionalistas”, animados por un exclusivismo nacional-etnicista abiertamente antiespañol. Pero ¿qué ocurre en los feudos donde dominan los llamados 'partidos nacionales'? Pues, simplemente, se defienden las sinecuras procuradas por el propio cortijo autonómico, eso que llaman “identidad”, incluso cuando se critican los “excesos verbales” de Montilla. Ahora dice el manchego Barreda: "Cataluña se tiene que acostumbrar a que es una autonomía más". Afirma el galaico Pérez Touriño: "Cataluña no puede tensionar las costuras del Estado". Proclama Zarrías, almuecín mayor del califato andaluz: "Es infantil que Cataluña culpe al Gobierno de la falta de acuerdo". Considera el aragonés Marcel.li: "No puede haber un acuerdo con Cataluña y otro con todos los demás". Todos ello votaron en las Cortes como un solo hombre el Estatut. ¿Se han convertido ahora en patriotas españoles? En absoluto. Expelen declamaciones demagógicas para seguir sangrando como garrapatas la caja “central”.

En cuanto el PP, asistimos a un viraje “identitario”. 'Defendamos nuestra tierra', ha vociferado Herrera, el presidente de Castilla y León, a la vez que reprochaba al PSOE de esa comunidad el no adoptar frente a Zapatero el talante seudo-chantajista de Montilla. El PP catalán se ha inclinado en favor de incrementar la financiación de Cataluña, si bien suplica de modo lastimero que eso se haga de momento fuera del marco del Estatut, a la espera de que sea ratificado por el Tribunal Constitucional, al que acatará.

La putrefacción confederalizante se pone de manifiesto en el papel de caja tonta reservada al parlamento, “órgano de la soberanía popular española”, a la hora de preparar los Presupuestos Generales del Estado. Esta preparación tiene lugar a través de tiras y aflojas entre los barandas de los territorios autónomos. Los neo-feudalistas catalanes quieren hacerlo mediante la negociación bilateral con·”el Estado”, de tú a tú, consagrada por el Estatut y que afianza sus privilegios y su saqueo del resto de Ex-paña. Los demás ven peligrar su pedazo de tarta y se inclinan por una “negociación multilateral y simultánea”. Ciudadanos ha optado por apoyar a estos multilateralistas.

En lugar de ciudadanos de una Nación política; sólo quieren siervos de señoríos de horca y cuchillo. Es por ello que, pese a todas las dificultades, debemos insistir en la necesidad del derrocamiento de la vigente monarquía antinacional de los cortijos medievales, los califatos y las seudo-naciones, para reconstruir la Nación española como república moderna, democrática, de ciudadanos. En esa nueva España, el anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado será preparado por el gobierno dependiente de la Presidencia de la República y aprobado por la Asamblea Nacional de Diputados, representantes del conjunto del pueblo español y únicamente atentos a poner remedio a todas las desigualdades y desequilibrios que laceran a nuestra patria. Y ello será así puesto que las comunidades de ADN en lo universal, las naciones lingüísticas y demás engendros regresivos habrán sido abolidos; porque todos los partidos nacionalistas antiespañoles estarán fuera de la ley, y porque los grandes medios de producción y servicios esenciales habrán ingresado en la esfera de la titularidad de la República.



Agosto de 2008



pnr@tercerarepublica.org

Tel: 676 090 121

16.Publicado por Balalaika Rusa el 03/09/2008 00:10
Con respecto al PNR, lo mismo si dejais de un lado esa vía socialista, teneis alguna posibilidad de contar con algún apoyo. No se puede ir por el mundo hablando de libertad y democracia para a continuación liquidar los derechos individuales como son por ejemplo el de la propiedad privada, base esencial de un sistema democrático liberal.

(Para algún analfaburro de la LOGSE, liberal deriva de la palabra libertad.)





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros